Los vecinos de Covas aceptarán la cesión del Tomás Serantes solo si se rehabilita

Las instalaciones de la antigua escuela unitaria Tomás Serantes tendrán usos culturales y museísticos de prosperar la cesión a las entidades de la zona | jorge meis
|

El gobierno local pretende llevar al pleno municipal el convenio de cesión del edificio que ocupó en su día la escuela unitaria Tomás Serantes, de Covas, a la asociación vecinal de esta parroquia y a la entidad cultural Columba. Este acuerdo de cesión se remonta al año 2009, aunque la recepción del edificio nunca se llevó a cabo de forma oficial, por lo que ambas entidades reclaman desde hace tiempo la recuperación de estas instalaciones.
Sin embargo, el estado de este edificio, que albergó en su día un colegio, que dejó de funcionar en el año 2007, se ha ido deteriorando en los últimos años de forma alarmante, con numerosos actos vandálicos e incluso ocupaciones ilícitas de los espacios.
Por eso, ayer mismo, representantes de la AVV, que preside Manuel Sendón, y de la asociación cultural Columba –López Hermida– mantuvieron una reunión para estudiar qué postura adoptarán ante el anuncio de una próxima cesión definitiva de las instalaciones, que, según explicó Sendón, pretende abordarse en el pleno de fin de mes. Mantendrán, además, reuniones con los grupos políticos municipales –especialmente el PP, que es el mayoritario y ya se ha puesto en contacto con la entidad vecinal– para conocer su postura al respecto, ya que la reclamación de las entidades pasa por una rehabilitacióan del edificio, que les permita recibirlo en condiciones aceptables para desarrollar actividades.
La decisión sobre la futura recepción de estos espacios –incluye lo que sería el colegio y el antiguo gimnasio donde se ubicó hasta hace unos años el albergue de peregrinos– se tomarán en las próximas semanas y, de hecho, el presidente de la entidad vecinal establece un plazo de una semana aproximadamente para analizar esta posibilidad, por la que, como reconoce Manuel Sendón, “hemos luchado desde hace años, por lo que nos fastidiaría que después de conseguir que la concejala de Zona Rural aborde este tema tuviésemos que decir que no”.
El problema radica en el estado de las instalaciones, donde las entidades que las recibirían estiman que habría que invertir en torno a 150.000 euros, dado el mal estado en el que se encuentran. Unas cifras, indican, que ninguna de las dos entidades, ni la AVV ni Columba, podrían afrontar, por eso reclaman al ejecutivo local que se ejecuten las obras de reparación, unas actuaciones, que ya incluían en el listado de demandas de la zona rural que se hizo entrega en su día al Concello para el capítulo de inversiones municipales.
Finalidad
Aunque para estas instalaciones se barajaron diferentes usos –fue albergue, aunque se cerró por no cumplir la normativa pertinente y se planteaba algún proyecto municipal aprovechando las ayudas de Seitura 22 para proyectos en la zona rural–, los vecinos apuestan ahora por la conversión en una especie de museo del entorno en el que se recojan y conserven desde elementos de toponimia propia a útiles y herramientas de labranza y de las labores de pesca más antiguas, propias de la zona costera rural de Ferrol. Sería la entidad cultural Columba la encargada de esta puesta en marcha de esta iniciativa, además de instalar en el edificio su sede y su amplia biblioteca, que se hallaba en la cooperativa de la parroquia de Covas hasta el momento de su cierre. l

Los vecinos de Covas aceptarán la cesión del Tomás Serantes solo si se rehabilita