Carlos Vives salpica España con el optimista mensaje de "la provincia"

El cantante colombiano Carlos Vives (d), durante el concierto que ha ofrecido esta noche en el Palacio Vistalegre de Madrid, para dar a conocer su último álbum "Corazón profundo". EFE
|

Madrid, 27 oct (EFE).- El "renacido" Carlos Vives, máximo aspirante a los Grammy Latinos 2013, ha vuelto hoy a Madrid después de años sin pisar la ciudad para ofrecer un concierto optimista anclado en la tierra y el espíritu de "la provincia", su Santa Marta en Colombia, con apariciones sorpresa de Coti y Antonio Canales.

Más de 2.500 personas, según cifras de la organización, con una gran representación de paisanos, han sincronizado sus latidos en el Palacio Vistalegre con el "Corazón profundo" que titula su último disco, nominado en las categorías de mejor álbum, mejor álbum de fusión tropical, mejor canción, mejor canción tropical y grabación del año.

Nueve años han transcurrido desde el lanzamiento de su álbum "El rock de mi pueblo" (2004), el último de la mano de la gran industria hasta este decimocuarto disco de estudio, que le ha llevado nuevamente a lo más alto de las listas de ventas en América y le ha traído también de vuelta a España, mucho tiempo después de aquella "loca" tarde en el festival VivAmérica de Madrid de 2007.

Ante tal sequía, había ganas de ver en directo a este músico que, como en el largo vídeo de promoción turística de su región natal que ha precedido al concierto, viene cargado de paisajes de colores vívidos y una vitalidad desbocada.

"Déjame entrar", de su álbum homónimo de 2001, ha sido el corte elegido para arrancar el concierto de esta noche, dentro de una gira que recalará la próxima semana en Barcelona, tras su paso previo por Málaga y otros puntos que hacía mucho que no pisaba, como EE.UU. o Puerto Rico.

Entre los alicientes de "Corazón profundo", se halla su colaboración con el fenómeno global Michel Teló. Aunque esa canción, "Como le gusta a tu cuerpo", ha sonado sin la presencia del artista brasileño, no ha faltado el tesón y el sabor.

El público ha recibido con algarabía uno de los grandes éxitos de Vives, "La gota fría", extraído de su primer triunfo internacional, "Clásicos de la provincia" (1993), con el que hace 20 años remozó el sonido del vallenato tradicional y abrió las puertas del mundo a compatriotas más jóvenes, como Juanes y Shakira.

El primer colombiano que recibió un Grammy se ha rodeado de trece músicos para arropar y darle a su música el color propio de su tierra, con el acordeón y una exhuberante plétora de percusionistas, que han conseguido que el espectáculo fuese, sobre todo, una invitación al baile y a la pura fiesta, como en "Carito".

"España, quiero verte sonreir", pedía el cantante a gritos en un receso de su optimista discurso musical como introducción a uno de sus temas más roqueros, consciente de que las cosas no están "fáciles", pero convencido de que todo irá mejor.

Vives, su inseparable cinta en el pelo y sus músicos han brincado en medio de un bembé orisha antes de ponerse más romántico con "Bailar contigo", uno de los nuevos temas, dedicado a su esposa, que protagoniza además el videoclip que acompañó al sencillo.

Sobre el viento mágico de los ancestrales instrumentos taironas ha llegado el célebre bailarín Antonio Canales para darle alas a esa curiosa "vaina" que ambos se han inventado esta noche, una fusión breve de arte flamenco y sabor caribeño, sobre otro de los grandes éxitos de Vives, "Fruta fresca".

"Así son los amigos", ha dicho el cantante al cerrar el que ha sido uno de los grandes momentos de la velada, antes de cantar el dúo "Tu amor eterno" junto a una de las integrantes de su coro.

"Como tú" y "El rock de mi pueblo" le han subido el voltaje guitarrero a la cita con el soporte extra del intérprete y compositor Coti y después ha sido el turno de la celebración colectiva y deportiva de "La tierra del olvido", acompañada de imágenes de atletas colombianos proyectadas de fondo.

Ya en el final, tras casi dos horas de música y denodado esfuerzo físico, Vives ha gritado un "¡Madrid, quiero casarme contigo!", como preludio al primer sencillo extraído de "Corazón profundo", cuyo título resume -a tenor de lo visto hoy- lo que ha significado el último año para Carlos Vives: "Volví a nacer".

Carlos Vives salpica España con el optimista mensaje de "la provincia"