NARÓN - Piden una solución para que un niño no tenga que quedarse sin comedor

|

Laura Macazaga es una madre de origen uruguayo que, junto a otros cinco padres de Narón, trata de encontrar una solución al problema que le ha generado el cambio de casa, en lo que se refiere a la escolarización de su hijo. 
El niño cursa estudios de Primaria en el colegio de A Gándara, donde está perfectamente integrado y en el que también hace uso del servicio de comedor. 
El acceso de sus padres a una vivienda de protección oficial, situada en la parroquia de Xuvia, obliga a la familia a apuntar al niño en el colegio público más cercano a su lugar de residencia que, en este caso, sería el colegio público Ponte de Xuvia, un centro que a día de hoy ni dispone de servicio de comedor ni tiene plazas libres en 3º de Primaria para garantizar la escolarización del menor de cara al curso 2014-2015. 
Laura Macazaga explicó que en su día apostaron por un colegio público con servicio de comedor, habida cuenta que tanto ella como su marido trabajan todo el día y, dada su procedencia, tampoco tienen en quién apoyarse para que se ocupe del menor en horas del mediodía.
 “Ahora la situación que se nos plantea, aseguraba ayer la madre, cambia radicamente”, por lo que Laura Macazaga tampoco descarta la posibilidad de prescindir de su trabajo para que el niño pueda seguir en el centro “en el que está totalmente integrado y va muy bien en su curso” aunque para ello tenga que renunciar a comer en el comedor escolar, un servicio para el que tendrán preferencia los alumnos del área de influencia del centro. 
Laura Macazaga, no obstante, confía en que las autoridades de la Xunta, que son ahora las que gestionan los comedores escolares, puedan encontrar una solución a un problema generado por la aplicación de unas normas que van en contra de la política de conciliación por la que tendría  tender una sociedad igualitaria al menos en lo que se refiere a los derechos de los hombres y las mujeres. 
Por el momento, esta madre de Narón, que tampoco descarta adoptar medidas de presión con la ayuda de otros padres afectados por la normativa, no ha recibido contestación por parte de las autoridades competentes en materia de Educación. El Concello queda al margen de este conflicto. n

NARÓN - Piden una solución para que un niño no tenga que quedarse sin comedor