El Concello destinará los remanentes de tesorería a la ayuda a hostelería

Valentín González y Ángel Mato, durante la reunión mantenida ayer | d.a.
|

La limitación de la movilidad en el área Ferrol-Narón-Neda-Fene, que a partir del próximo viernes se hará extensiva a Mugardos y Ares, perjudicó todavía más al sector de la hostelería. Por eso, desde el Concello se anunciaron estos días nuevas ayudas y se lanzaba una petición de colaboración a la Xunta y a la Diputación, que ayer mismo fue respondida por este último organismo, con la presencia en Ferrol del presidente del ente supramunicipal, Valentín González Formoso. 

El mandatario provincial y el local, Ángel Mato, anunciaban, unas horas antes de conocerse nuevas restricciones para la zona, que obligan al cierre –salvo servicio de recogida y a domicilio– del sector de la hostelería, ayudas para evitar que las rejas queden echadas tras el mes de nuevas medidas que se ha decretado.

Por eso, Mato anunció que el Concello destinará los remanentes de Tesorería a una nueva línea de ayudas, que sigue la estela del PAME de dos millones de euros, y que podría alcanzar nuevamente una cifra similar, con la colaboración de la Diputación.

En este sentido, Valentín González anunció que el organismo que preside destinará tres millones a Ferrol, A Coruña y Santiago y la ciudad naval podrá verse así beneficiada de una suma que completaría los remanentes ferrolanos y que alcanzaría el 40 o el 50% del coste total del plan que prevé el Concello y que está ahora perfilando las bases desde el área de Facenda.

Ángel Mato recordó que las arcas municipales han destinado dos millones al PAME y unos 150.000 euros en reducción de las tasas de agua, saneamiento y terrazas para los locales que no pudieron abrir en la primera ola de la pandemia. Ahora, reconoció, estos negocios viven una situación todavía más crítica por lo que se trabaja para que “o máis axiña posible” se pueda articular un nuevo plan en el que los principales beneficiarios serían los hosteleros pero también el sector del ocio nocturno, comercios o actividades culturales, de unos dos millones de euros (1,2 aproximadamente del Concello y en torno a 800.000 de la Diputación, aunque la cifra está por definir).

Valentín González recordó que aunque la Diputación de A Coruña atiende a Concellos de menos de 50.000 habitantes, la ley permite que, en circunstancias especiales, se ayude a las ciudades como ahora se pretende hacer con la adaptación de los presupuestos y el destino de una partida de tres millones para  ciudades de la provincia, un apoyo que se plasmará probablemente a través de convenios, por ser la fórmula más rápida y debido a que tienen diferentes prioridades. 

Mato insistió en la necesidad de que la Xunta de Galicia participe también en el apoyo a Ferrol e indicó que “as axudas teñen que chegar cando son precisas e non se pode abandonar aos sectores que o necesitan”.

También en esta línea Formoso apostó por que las ayudas que se saquen coordinen sus bases entre administraciones, de modo que no se solapen e impidan que los sectores puedan optar a diversas lineas de subvenciones.

El Concello destinará los remanentes de tesorería a la ayuda a hostelería