BNG y sindicatos critican al gobierno local tras “culpar” a los funcionarios del retraso en el pago de facturas

Rueda de Prensa de Langtry
|

El BNG calificó de “improcedentes e fóra de lugar” las declaraciones realizadas esta semana por el concejal de Economía, Alejandro Langtry, en las que aseguraba que se pediría a los funcionarios locales “más agilidad en la tramitación de las facturas”, para así rebajar el período medio de pago a los 60 días que marca la ley, en lugar de los 68 actuales que se registraAn en el Concello. Los nacionalistas piden al alcalde, José Manuel Rey, que se disculpe ante el personal municipal e inciden en que esos incumplimientos “son responsabilidade da ineficaz política deste goberno local sumido en anuncios e políticas propagandísticas”.
La formación incide además en que el equipo de Rey Varela, “ao ser incapaz de reducir o tempo de pago de facturas, unha propaganda da que presumía, demostra que é incapaz de cumprir coas directrices que el mesmo se impuxo para xustificar a maior contracción do gasto en investimentos e prestación de servizos dos últimos anos”. La presentación de la liquidación del presupuesto de 2013 y el destino de los remanentes de tesorería son “un dos máximos expoñentes da súa política de propaganda”.

“mala xestión”
La Xunta de Persoal del Concello (formada por AOPP, CSIF y CIG) arremetió también contra el gobierno local por culpar a los trabajadores municipales “da súa mala xestión política”, incidiendo en que es competencia exclusiva del equipo de gobierno organizar los distintos servicios. El colectivo denunció que no se cubran ni las vacantes por jubilación ni las bajas por enfermedad y, subrayan, “un traballador evidentemente non pode multiplicarse por dous”.
Asimismo, la Xunta de Persoal denunció el pago de productividades con criterios, dicen, absolutamente arbitrarios, “discrecionais e sen fundamento”, superando en algunos casos las cuantías el salario mensual de muchos trabajadores y para puestos, aseguran, “que xa teñen atribuídos grandes salarios”. El colectivo insta al alcalde, como jefe de Personal, a rectificar públicamente y dar marcha atrás en el tema de las productividades que suponen “unha ofensa e un agravio comparativo para o resto de traballadores municipais”.
El sindicato CCOO se manifestó en la misma línea, lamentando que el equipo de Rey Varela “tente desprestixiar ao groso dos traballadores publicamente” e incidiendo en la falta de cobertura de las bajas del personal. La central criticó las cantidades y el modo en que se pagan las productividades y exigió una rectificación pública y evitar futuras manifestaciones “que supoñan menosprezo e non valoración do traballo que veñen desempeñando neste difíciles momentos os empregados públicos”. n

BNG y sindicatos critican al gobierno local tras “culpar” a los funcionarios del retraso en el pago de facturas