La prensa espera desde hace horas la llegada a Santander del féretro de Botín

Empleados introducen coronas de flores en la casa del Promontorio, residencia habitual y lugar donde presumiblemente quedará instalada la capilla ardiente del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que falleció esta madrugada t
|

 Los medios de comunicación esperan desde hace horas la llegada del féretro con los restos mortales del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, a la antigua casa familiar en la capital cántabra, donde está previsto que llegue durante el día de hoy y en la que apenas hay curiosos.

Periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos se han convertido en los únicos testigos del escaso movimiento que se registra en la casa-palacio "El Promontorio", situada en el paseo de Pérez Galdós y desde la que se disfrutan de unas vistas privilegiadas de la bahía de Santander.

De momento, hasta la casa se ha desplazado una de las hijas de Emilio Botín, Carmen Botín, junto a sus tres hijos, fruto del matrimonio con el afamado golfista cántabro Severiano Ballesteros, ya fallecido.

Tras el fallecimiento del presidente del Banco Santander, a los 79 años, de un infarto en su domicilio familiar en Madrid, sus restos mortales están siendo trasladados hasta esta vivienda de la capital cántabra, donde residió la familia Botín y que en 2006 fue donada a la Fundación Botín, cuyo patronato presidía Emilio Botín y que tiene como vocales a varios miembros de la familia.

Hasta la finca, ubicada en una zona residencial con poco tráfico de vehículos y peatones, apenas se han trasladado unos pocos curiosos, uno de los cuales ha querido dejar una flor en la verja de entrada del recinto.

El resto de movimientos registrados han sido varias furgonetas cargadas con ramos de flores y algunos vehículos que han entrado y salido del recinto, con el apoyo de unos pocos efectivos de la Policía Local desplazados para dirigir el tráfico.

La prensa espera desde hace horas la llegada a Santander del féretro de Botín