Santa Comba recupera su tradicional romería y misa tras ocho años sin escaleras de acceso a la ermita

|

La ermita de Santa Comba se convirtió ayer en un lugar de peregrinaje debido a la recuperación, después de ocho años, de la romería a la capilla y la misa a su Patrona, bajo la organización de la sociedad cultural Columba. Fueron muchos, tanto vecinos como gente de paso a la que le coincidió el festejo, los que subieron por primera vez las nuevas escaleras y celebraban su construcción, aunque algunos ironizaban con la necesidad de construir un puente directo a la isla para no tener que mojarse los pies en la arena. “Vine con mi nieta porque ella se acuerda de venir cuando era pequeña y ahora quiso volver a subir al saber que ya se podía subir”, comentaba ayer una vecina, al tiempo que otros aprovechaban para inmortalizar el momento.
Pequeños y mayores, en un constante goteo de peregrinos, disfrutaron de unas vistas privilegiadas mientras el pequeño templo celebró la eucaristía durante 45 minutos, la cual acabó con aplausos que sirvieron de preludio para la procesión de la virgen recorriendo la Illa do Medio pasando por la Pía y volviendo a la ermita.
Paralelamente, el tradicional desfile de carrozas, que este año cumplió su medio siglo, discurrió por la parroquia y la música de Jorge Latino y la entrega de premios pusieron el broche final. l

Santa Comba recupera su tradicional romería y misa tras ocho años sin escaleras de acceso a la ermita