El Concello ejecutará las obras “viables” propuestas por los vecinos de las zonas urbana y rural

en caranza solicitan un edificio más pequeño para el mercado d.a.
|

El concejal de Participación Ciudadana, José Manuel Vilariño, aseguró que este año comenzarán a ejecutarse algunas de las obras propuestas por los vecinos en el transcurso de la elaboración de los presupuestos participativos del año 2012. El gobierno local dispone ya del listado de las 69 actuaciones solicitadas por los residentes de las zonas urbana y rural. Los trabajos, según explicó el edil del área, se ejecutarán atendiendo a su “viabilidad técnica y económica”.

La reparación de caminos y aceras y obras de abastecimiento y saneamiento se encuentran en las más demandadas en las diferentes parroquias de la zona rural del municipio. En los núcleos urbanos las peticiones se orientan más hacia nuevos servicios e instalaciones, así como zonas verdes y de ocio para niños y la aplicación de la normativa de animales de compañía.

En el área urbana, los vecinos de Canido se decantaron por solicitar, como prioritario, el apoyo a las actividades tradicionales y populares del barrio; una zona de multiusos deportivos y la regulación del tráfico y habilitación de aceras en la calle Celso Emilio Ferreiro. La construcción de un edificio más pequeño para el mercado y de colectores de aguas residuales y la ubicación de espacios específicos para animales fueron las demandas del barrio de Caranza. En el Ensanche A (Inferniño) solicitaron el pintado de pasos peatonales, ayudas para personas necesitadas y la Cocina Económica y la aplicación del reglamento municipal de animales de compañía, mientras que en el Ensanche B (Ultramar), además de este último apartado, los vecinos también reclaman la limpieza y saneamiento del barrio y la reurbanización de la plaza de Sartaña.

En la zona de Esteiro se reclama además de un lugar para que los perros hagan sus necesidades, una guardería –que ya construirá la Fundación Amancio Ortega– y la entrada en funcionamiento del comedor social. Reformas y derrumbe de ruinas en la zona de Ferrol Vello, así como la pavimentación de calles, están entre las principales demandas de los residentes, si bien los de A Magdalena piden zonas de aparcamiento específicas para los vecinos, más presencia policial y sanciones para los dueños de edificios en mal estado. En Recimil solicitan al Concello un parque biosaludable, reparación de los daños causados por las obras del Plan E y un plan comunitario para el barrio. También demandan un plan integral los vecinos de Catabois, que además piden reformas para ampliar la zona de aparcamiento en las carreteras de Catabois y Castilla y mejoras en el Camiño do Tiro.

En el rural, vecinos de A Cabana, Brión, Doniños, Marmancón y San Felipe reclaman al gobierno local una red de alcantarillado para varios lugares de la zona. Además, en A Cabana solicitan la reparación del local social; en Brión también redes de abastecimiento y un parque infantil; en Doniños semáforos en la carretera de Valón; en Marmancón el asfaltado de algunas pistas y en San Felipe mejoras en las playas, viales y el inicio del Plan Especial de San Felipe.

En A Graña reclaman actuaciones en la zona de la plaza y un centro de día o residencia para mayores; en Covas la recuperación de lavaderos y fuentes públicas y reparación de los accesos al arenal; en Mandiá un espacio de usos múltiples, reformas en el transporte público y en viales de la zona; en San Xoán-Bertón la urbanización de varias calles; en San Xurxo avances para recibir bien la señal recepción de TDT y un aparcamiento junto a la iglesia y en Santa Mariña un centro para mayores y una pasarela peatonal sobre la vía del tren.

Por último, entre las demandas vecinales de Serantes están un centro de día, mejora de viales y el acondicionamiento de los parques Torrente Ballester y Feira do Dous, así como la construcción de uno biosaludable.

Todas estas intervenciones forman parte de las propuestas votadas en las asambleas de barrio por los vecinos y que el gobierno local se compromete a ejecutar este año en la medida en que sea posible.

 

El Concello ejecutará las obras “viables” propuestas por los vecinos de las zonas urbana y rural