El evangelismo cumple cien años en Ares

La exposición puede visitarse en la Casa da Xuventude meis
|

Ares, el municipio de la comarca con una de las comunidades evangélicas más importantes, celebra este año el centenario del arraigo del Evangelio en la localidad. Una efeméride que la Iglesia ha celebrado hasta el momento con actuaciones públicas de su coro y una exposición que recoge en imágenes y documentos estos 100 años de historia que no solo plasma las vivencias de la comunidad aresana, sino también la vida del pueblo a principios del siglo XX.
Fue la mala relación de gran parte del pueblo con el cura de Ares lo que despertó el interés de los vecinos por el Evangelismo en la primera mitad de 1916. En mayo de ese mismo año se celebró el primer culto evangélico en la localidad en el almacén de salazón “La Tarrafa” con la asistencia de unas 700 personas. Una reunión que sentó precedentes para otras que se llevaban a cabo cada semana. El interés suscitado y las conversiones de los vecinos a esta religión propiciaron el establecimiento en Ares de Arthur y Elsie Ginnings, que serían conocidos en la localidad como Don Arturo y Doña Eloísa. No sería hasta el mes de diciembre de ese mismo año cuando se inaugurase la actual Capilla Evangélica de la localidad, no sin dificultades. Nacía así la Comunidad Evangélica de Ares, que hoy en día cuenta con unos 80 creyentes.

Jornada de conferencias
Una historia que se recoge ahora en la exposición “100 años de iglesia evangélica en Ares” –segunda planta de la Casa da Xuventude– que será clausurada este sábado coincidiendo con una jornada de conferencias que tendrá su escenario en la Alianza Aresana. Allí José Hutter, pastor protestante licenciado en Teología; Eduardo Fra Molinero, licenciado en Filosofía y Letras; Timoteo Figueirido pastor evangélico, y Bernardo Máiz, doctor en Historia Contemporánea, disertarán sobre la reforma protestante, el cementerio evangélico de Ares y el juicio sobre su propiedad, el movimiento evangelista en Galicia o la intolerancia en España.
La jornada se vertebrará en dos bloques, uno de mañana, con ponencias a las 11.15 y a las 12.30 horas, y otro de tarde –a las cuatro y a las 17.30 horas–. La iniciativa está promovida por la Iglesia Evangélica de Ares en colaboración con el Concello.

El evangelismo cumple cien años en Ares