“Si estoy en mi nivel sé que voy a ir a los Juegos”

Copia de Diario de Ferrol-2016-05-22-059-d49408ec
|

 

Metódico y constante en su trabajo, si algo ha aprendido Miguel Alvariño en los últimos tiempos es que “para conseguir buenos resultados tengo que entrenar mucho”. Encontrar tiempo para hacerlo está siendo una de las asignaturas pendientes en este año olímpico en el que la agenda del equipo nacional resulta especialmente apretada. 
Dos concentraciones en Palo Alto y Corea, las Copas del Mundo de Shanghai y Medellín y, ahora, a partir del martes, el Campeonato de Europa en      Nottingham –Gran Bretaña–... Los últimos meses han sido un no parar para un arquero que reconoce necesita un ritmo más pausado para obtener el equilibrio idóneo que le permita rendir a un mejor nivel. 

–¿Cómo se encuentra tras unos meses tan intensos?
–La verdad es que estoy poco en casa y no me encuentro bien del todo. Me cuesta un poco dominar el arco. Poco a poco estoy más asentado, pero me falta un poco de concentración. Si pudiésemos elegir a qué competiciones ir podría planificar mi entrenamiento de otra manera, pero la verdad es que entre competir y las concentraciones me rompe un poco el ritmo de trabajo. Pero los técnicos de la Federación son los que mandan y hacen lo que creen que es lo mejor.

–¿Estaba preocupado tras caer en la segunda ronda en Shanghai?
–No estaba preocupado por perder, sino porque no me veía bien. Durante la concentración en Corea no pude entrenar lo que necesitaba, porque competíamos casi todos los días y, además, con gente que siempre nos ganaba y eso te va comiendo la moral. 

–Después pasó por As Pontes, una semana entrenando en su casa, y recuperó la puntería en Medellín.
–Sí, es cierto que llegué un poco cansado a la final, pero estoy contento, porque Ellison es uno de los mejores arqueros de la historia. Ahora, en el Europeo, no sé cómo estaré, porque con los viajes no me ha dado tiempo a entrenar demasiado y va a haber un nivel muy alto porque están en juego las últimas plazas para los Juegos Olímpicos.
–En el equipo nacional están luchando cuatro arqueros por tres plazas para los Juegos, ¿se vive mucha tensión?
–Sí, hay tensión. Hasta junio no sabremos nada fijo, pero yo estoy centrado en demostrar que soy mejor que el resto para asegurar mi plaza como sea, porque sé que si estoy en mi nivel voy a ir a Río.
  
–Esta es su tercera temporada compitiendo al más alto nivel, ¿se siente cada vez más cómodo o sigue teniendo presión?
–Estoy más curtido, pero la tensión la vas a tener siempre, porque ahora quieres tener mejores resultados. Lo que sí he aprendido y tengo claro es que necesito trabajar para obtener buenos resultados. El problema ahora mismo es que con este ritmo no tengo ni tiempo ni condiciones para hacerlo como me gustaría.

“Si estoy en mi nivel sé que voy a ir a los Juegos”