Miguel Alvariño García: “Tengo capacidad para ser de los mejores del mundo”

El pontés, en los pasados Juegos Europeos, en donde fue abanderado
|

Miguel Alvariño, Maikel para sus amigos y conocidos, conocía el lunes –cuando este periódico se puso en contacto con él– de manera extraoficial la decisión de la Federación Española de tiro con arco de que fuese él el encargado de representar a España en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio. Un anuncio que el pontés no quiso hacer público hasta que ayer, ya con el papel en la mano de su convocatoria, pudo finalmente “gritarlo”. Una segunda participación, con 25 años, con la que el de la villa se acerca un poco más a su sueño, y al de cualquier deportista, el de hacerse con un oro en la citada prueba internacional. Y, si bien Alvariño será la cara de España en Japón, cabe recordar que esta plaza la consiguió su compañero Pablo Acha en los pasados Juegos Europeos, aunque este lugar no era nominal.

El triunfo de Alvariño en el largo proceso selectivo que arrancó hace varios meses, y que constó de siete citas, dio al de As Pontes este “regalo” por el que el local lleva cuatro años peleando, desde su presencia en Río 2016.

Ha sido un camino muy largo y supongo que ahora se encuentra en un momento muy dulce, ¿no?

Sí, la verdad es que estoy feliz porque era lo que estaba buscando, pero también me siento un poquito mal porque Pablo Acha fue el que consiguió la plaza y también entiendo su posición. La temporada, en realidad pretemporada, porque yo esto me lo tomo como una pretemporada, no es que fuera larga pero sí que fueron muchas vivencias y muchas horas de entrenamiento, muchas cosas que estuve trabajando y claro que se me hizo largo.

De hecho estos días voy a estar, por así decirlo, de vacaciones, para desconectar y luego volver a ponerme las pilas y tengo cosas que trabajar, que mejorar. Llegamos a esa conclusión mi entrenador, Xaquín Mira, y yo, y es lo que queda. Y esperar a ver cómo es el panorama.

Cuando empezó este proceso de clasificación, ¿confiaba en sus opciones de repetir en unos Juegos?

Después del Campeonato del Mundo del año pasado fue cuando, digamos, reflexioné, y me di cuenta de que no estaba haciendo las cosas bien, de que no estaba entrenando... y sabía que así no podía ser. Ahí fue cuando me di cuenta y pensé que me podía quedar sin ir a los Juegos. Y pensé que había que mirar qué estaba pasando, y me di cuenta de que necesitaba un entrenador, que es Xaquín Mira, el mejor candidato para llevarme a mi sueño y mi objetivo, que es ser campeón olímpico. Y así fue, a partir de ahí fueron surgiendo las cosas, fui mejorando y, obviamente, claro que me veía con posibilidades.

Creo que tengo capacidad suficiente para ser uno de los mejores arqueros del mundo, simplemente hasta ahora no estaba entrenando, tenía fallos técnicos, la cabeza quizá no la tenía al cien por cien en esto, y era lo que no me permitía tener buenos resultados. Pero sí, claro que veía que tenía opciones, estaba nervioso, y sabía que Pablo y mis compañeros son grandes rivales y que no podía dar nada por hecho, que tenía que dar el cien por cien hasta que acabara el selectivo y así lo hice.

Estoy feliz porque me doy cuenta de que estoy en el mejor momento de mi carrera deportiva. No se si internacionalmente vendrán los resultados o no, pero estoy seguro de que estoy mejor que nunca, incluso mejor que cuando ganaba medallas internacionales.

Esa sensación de confianza tiene que ser muy reconfortante, ¿verdad?

Es que estos últimos clasificatorios fueron muy difíciles, pero este último fue el más difícil de mi carrera, porque aparte de que la plaza estaba en juego y me veía con opciones, y en este caso Pablo estaba dando el cien por cien y me obligó dar el cien por cien, también me afectó que a Dani –Castro, el otro pontés– no le estaban saliendo las cosas como yo esperaba. Fue un choque de sensaciones, y fue lo que más complicado se me hizo.

¿Cual es ahora su hoja de ruta?

Tampoco lo sé al cien por cien. Según hemos hablado tengo que ir concentrado, pensé que sería el próximo lunes pero al final será a final de mes. Luego vamos a Turquía y a una concentración, no se mucho más porque esto es muy reciente.

Ha sido un camino en el que me ayudó todo el mundo. Mi familia me apoyó, mi novia me aguantó en los momentos que no eran tan buenos y a veces se iba un poco la cabeza, mis patrocinadores, el club... En general se lo agradezco a la gente que colaboró conmigo, que ya se van a dar cuenta de quienes son.

Miguel Alvariño García: “Tengo capacidad para ser de los mejores del mundo”