El tribunal admite a trámite la querella de la Fiscalía contra Louzán por cohecho

08 julio 2010 página 29 A Coruña.- El presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, respaldó ayer al conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, ante la caus
|

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de la localidad pontevedresa de Cambados admitió a trámite la querella por cohecho presentada por la Fiscalía contra el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán; su esposa, María Teresa Cores, y el diputado provincial Severino Reguera.

El Ministerio Fiscal presentó la querella a raíz del supuesto alquiler de locales a precios por encima del mercado, por parte de Louzán y su esposa al concejal de Pazos de Borbén, que el matrimonio tiene en el barrio vigués de Navia y que destina para el negocio de panaderías gestionado por parte de las empresas de Reguera.

Los presuntos delitos que constan son el de cohecho continuado (soborno) del artículo 422 del Código Penal para Louzán y Cores, y de cohecho impropio del 424 para Reguera.

Los procesados tendrán que declarar como imputados, aunque todavía no hay fecha fijada para ello en sede judicial.

Además, el juzgado ha ordenado la realización de diferentes diligencias de prueba, según informó ayer el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Anónima

El presidente de la Diputación de Pontevedra reaccionó ayer a su imputación con un escueto comunicado en el que señala que la investigación judicial “tiene su origen en una denuncia anónima que versa sobre una relación mercantil” circunscrita a su “estricto ámbito privado”.

“Espero, deseo y confío en que el juzgado actué con la máxima celeridad posible en aras del esclarecimiento de una cuestión de la que soy el máximo interesado en que se aclare”, señaló en el mismo texto el presidente provincial del PPdeG.

antecedentes

El fiscal de delitos económicos de Pontevedra, Augusto Santaló,  anunció a finales de marzo la presentación esa misma semana una querella contra el presidente del PP de la provincia pontevedresa, por el supuesto cobro de sobreprecios en el alquiler de varios locales en Vigo.

El día 11 del pasado mes de marzo, Louzán compareció, acompañado por su esposa, ante Santaló, a raíz de una denuncia anónima por el alquiler de tres locales comerciales en Vigo que son de su propiedad, según confirmó tras su comparecencia el propio interesado.

locales

Louzán detalló que estos locales, que forman parte de un mismo negocio, los tiene alquilados al diputado provincial del PPdeG y concejal en Pazos de Borbén, Severino Reguera, y que el objeto de la investigación de la fiscalía era averiguar si cobraba el mismo a un precio por encima del mercado.

Estos locales, que había adquirido previamente el presidente del PP de Pontevedra a una cooperativa de viviendas, forman junto a otras dos fincas un único local comercial destinado a una panadería, negocio en el que Reguera tiene comercios también en Cambados, Vilagarcía o Sanxenxo.

Louzán señaló, tras permanecer media hora en los juzgados de A Parda en la que mantuvo una “charla amplia” con el fiscal, que los precios del alquiler los fijó una gestoría “para que no hubiese dudas”.

El tribunal admite a trámite la querella de la Fiscalía contra Louzán por cohecho