Buenafuente hace terapia profesional en el documental "El culo del mundo"

El presentador y cómico Andreu Buenafuente posa hoy en el Teatro Cervantes, donde presenta a concurso su documental "El culo del mundo". EFE
|

 Andreu Buenafuente ha presentado hoy en el Festival de Cine Español de Málaga su primera incursión en el cine, el documental "El culo del mundo" que, según ha reconocido el presentador en una rueda de prensa, le ha servido de terapia y para colmar una necesidad que ocupó sus horas más difíciles.

"Pero yo no estaba tan mal", ha bromeado enseguida el cómico, tras explicar que "como se ve en la cinta, somos una gente muy patológica en lo nuestro, y el horizonte de no hacer nada se te hace muy largo. Yo no estaba en una cama, diciendo 'no quiero salir', tenía proyectos y me sentía en un momento profesional bueno".

Rodado en el año y medio que estuvo sin trabajo tras concluir su programa de televisión nocturno "Buenafuente" en La Sexta, el documental muestra el lado más "entre bambalinas" del cómico, "no frente a él, sino a su lado", según ha explicado la guionista Eva Merseguer.

En opinión del protagonista, el documental "completa la visión que tiene el publico de ti; creemos que es bueno de vez en cuando poner en valor las dificultades, pero sin dar pena".

"Creo que es interesante mostrar que los cómicos no somos unos chiflados que bajan del monte con un embudo e la cabeza, sino personas con procesos mentales cada vez más complejos, yo veo que cada vez necesito más preparación, más guión", se descubre Buenafuente.

La historia comienza tres meses después de ser cancelado su programa, cuando un espectador argentino le escribe un email desde "el culo del mundo" que hace al presentador plantearse "seriamente" por qué se dedica a la comedia, "y por qué nunca se había planteado abandonar esta profesión después de 30 años".

"Y lo más importante -dice el protagonista en la cinta, en un momento en el que le graba su mujer, Silvia Abril- qué es lo que tiene provocar la risa que te atrapa y hace que no puedas dejar de hacerlo".

Su propia esposa explica a cámara que lo único que ha visto realmente conmocionar a Andreu tanto como su trabajo es la risa de su hija, "es mi mejor espectadora -se ríe Buenafuente-, la sonrisa de mi hija vale más que cualquier otra, sin desmerecer al resto del público".

En la cinta, producida por El Terrat de Produccions, del propio Buenafuente, colaboran amigos y compañeros como José Miguel Monzón (El Gran Wyoming), Santiago Segura, Carlos Areces, Jordi Évole, Carles Francino o José Corbacho.

"Envidio mucho a los profesionales que lo tienen todo claro, yo me guío por impulsos de estómago, de piel -explica Buenafuente-, (...) y aunque el objetivo varió según transcurría el rodaje, al final creo que lo que queda es una crónica de un momento del audiovisual de este país, una crónica personal".

La cinta, que termina justo con su regreso a televisión, a la misma cadena, esta vez con el programa "En el aire", es "una declaración de amor a la comedia: todo el rato resuena un cariño por lo que hacemos".

"Como conclusión -apunta Buenafuente- yo diría que si crees en tu oficio y luchas por él, él se ocupara de que te vaya bien, aunque a veces no lo veas. Al final, luchar por lo tuyo tiene premio".

El suyo, después de hacer un gran esfuerzo por promocionar esta cinta -"si desde mi modestia puedo empujar el carrito de los documentales...", ha comentado-, será ver su película en salas de cine el 11 de abril, y el 23, se estrenará en Canal Plus y plataformas de internet y se editará en DVD.

Buenafuente hace terapia profesional en el documental "El culo del mundo"