El Rugby Ferrol luchará en octubre por el ascenso

Sesión de entrenamiento del Club Rugby Ferrol A Malata Jorge Meis (7-7-2020)
|

Aunque la asamblea de la Federación Española de Rugby tiene que ratificar todavía las bases de competición este viernes, ya se conocen los términos en los que, en principio, se desarrollará la fase de ascenso a División de Honor B, proceso en el que estará metido de lleno el Rugby Ferrol.

La promoción se dirimirá en una sede y en una única jornada que, en el caso del grupo A, en el que está encuadrado el cuadro departamental, será el campo de San Amaro, en Burgos, el fin de semana del 17 y 18 de octubre. El ascenso se resolverá en una liguilla en la que los tres equipos participantes se medirán a una única vuelta en encuentros de cuarenta minutos –dos partes de veinte– cada uno. La Única y el Rugby Ferrol tienen garantizada su presencia, mientras que el tercer integrante de la terna saldrá de una eliminatoria que de forma inmediata disputarán el Palencia y el Llanera.

Los equipos podrán alinear a cualquier jugador, independientemente de que tuviese ficha en vigor la pasada campaña. Un aspecto por el que abogaba la entidad departamental, aunque en el club que preside Cristóbal Dobarro preferían que tal disposición tuviese un límite, “para que los equipos no cambiasen sustancialmente” respecto al pasado ejercicio.

En su caso, la entidad ajedrezada afrontará la fase de ascenso con los jugadores “de casa”, a los que se les sumarán cuatro refuerzos encaminados a cubrir la baja de sus jugadores extranjeros. Encontrar el perfil de jugador idóneo no será fácil, pues ha de tratarse de jugadores que residan en Europa, que puedan incorporarse de forma inmediata y que, además, estén dispuestos a aceptar un contrato de solo un mes con posibilidad de prorrogarlo en el caso de que se consiga el ascenso.

Entrenamiento

Una tarea complicada en la que el Rugby Ferrol ya está trabajando pues el tiempo apremia. Y es que, por delante, los ferrolanos solo tienen dos semanas y media para ponerse al día y preparar un “torneo triangular” que decidirá su suerte en lo que resta de temporada. Una preparación que, por ahora, se está desarrollando sin contacto, pues el club está pendiente de que la Xunta apruebe el protocolo pertinente que permita volver a ejercitarse con normalidad, así como de la tramitación de las licencias por parte de la Federación Gallega de Rugby, que se producirá en los primeros días de octubre. l

El Rugby Ferrol luchará en octubre por el ascenso