El Racing visitará el domingo uno de los campos más complicados

en el partido de la primera vuelta ganó el cuadro verde l. polo
|

El entrenador del Racing, José Manuel Aira, entre las peticiones que le hace a este año es que su equipo mantenga el mismo nivel que en la primera vuelta del campeonato. Por ello, el técnico berciano espera empezar la segunda parte de la liga con una victoria en el terreno de juego de Vista Alegre ante el Órdenes.

Sin embargo, la tarea no será nada fácil, ya que las estadísticas indican que se trata de uno de los campos más complicados de la categoría, ya que los pupilos de Nacho Fernández Pacios han sumado en él seis triunfos, tres empates y solo una derrota, en el primer encuentro que disputaron a comienzos del mes de septiembre.

Si la formación ordense está en estos momentos en la zona media de la clasificación de la categoría es debido a su gran rendimiento cuando actúa como local. De los veinticinco puntos que figuran en su casillero de la tabla, veintiuno han sido conseguidos delante de sus aficionados, mientras que cuando juega como visitante tiene muchos problemas para lograr resultados positivos.

Además, los números demuestran que es un equipo muy difícil de batir, ya que en Vista Alegre sólo encajó cinco tantos y nadie fue capaz de marcarle más de uno, mientras que anotó dieciocho.

Por este motivo, el preparador racinguista considera que es uno de los desplazamientos más complicados de la segunda vuelta, aunque confía plenamente en el rendimiento de sus pupilos para tratar de sumar tres puntos más y mantener la cómoda ventaja que tiene al frente de la clasificación de la categoría.

Cabe destacar que dos exracinguistas, Roberto Baleato y Carlos Padín son dos de los principales futbolistas del rival del domingo.

Sesión de entrenamiento
Todos los jugadores estuvieron trabajando

La llegada del nuevo año ha traído buenas noticias al cuerpo técnico del cuadro racinguista, ya que poco a poco va recuperando futbolistas y ayer todos participaron de la sesión de entrenamiento que se desarrolló en las instalaciones de A Malata. En principio, salvo Ángel Luis, que sigue con un plan de trabajo específico para intentar recuperarse de los problemas que sufre en la espalda, debido a una hernia, el resto de componentes de la plantilla estarán a disposición del técnico para el enfrentamiento del domingo ante el Órdenes. La recuperación de Chicho, que ya dispuso de algunos minutos ante el Bergantiños, así como que tanto Antonio como Pablo Rey cumplieron una sanción, permitirá al preparador racinguista confeccionar una convocatoria con todos los jugadores del primer equipo, sin tener que llamar a juveniles.

 

El Racing visitará el domingo uno de los campos más complicados