En el Star Center suman todas, de la primera a la última

Ani Calvo ha seguido una progresión ascendente en lo que va de temporada Jorge Meis
|

De la primera a la última, en el Star Center Uni Ferrol todas suman. En el cuadro departamental no hay lugar para egos. Los roles están muy definidos y, ya sean las que intervienen más o las que lo hacen menos, todas las integrantes de la plantilla saben que, cuando están en pista, su aportación es indispensable. De hecho, uno de los méritos del cuerpo técnico del cuadro departamental es lograr que, más allá del más que definido quinteto titular, todas las jugadoras se sienten importantes y, sobre todo, con confianza.

Confianza. Una palabra que aparece de forma reiterada en el discurso de casi todas las jugadoras que en los últimos años han recalado en las filas del Star Center Uni Ferrol a la hora de hablar de su crecimiento deportivo. También Ani Calvo alude a ella al justificar el buen estado de forma en el que ha llegado a la recta final del campeonato. Y es que, desde la lesión de Ana Suárez a finales de enero, la jugadora murciana, cedida por el Mann Filter, ha ido ganando protagonismo en minutos y, sobre todo, en aportación.

El miércoles, ante el IDK Gipuzkoa volvió a tener un papel importante. En sus veinte minutos sobre el parquet, acumuló 14 puntos, cuatro rebotes y dos asistencias, entre otros, para completar una valoración de 19 puntos que la convirtió en una de la estadísticamente más relevantes del equipo tras Cobi Barbee.

Sin embargo, la importancia de su aportación trascendió el plano estrictamente numérico. Y es que, en el primer partido de play-off, asumió la responsabilidad en los momentos difíciles y, junto con Bea Sánchez, rescató al equipo del “atasco” ofensivo que padecía en el primer cuarto.

“He notado cómo he ido evolucionando”, reconoce la alero del Star Center Uni Ferrol, que insiste en que “notar la confianza de Lino (López) y del resto del equipo es fundamental”, además de resaltar que es ese concepto de “conjunto” y la “buena dinámica del equipo”, lo que hace fuerte al Star Center Uni Ferrol.

Una escuadra en la que sus referencias están claras, pero en la que lo que marca diferencias es que, cuando estas padecen sobre la cancha, pueda contar con otras jugadoras que las secunden y den la cara. Ani Calvo es un ejemplo, Laquinta Jefferson –protagonista en la victoria ante el Gernika y también acertada en el último duelo– otro, y Patri Cabrera y Vilma Kesanen también. Incluso Carmen Fernández y Paula Cuiña, en sus roles, son indispensables para dotar de equilibrio al equipo departamental.

Valores
Precisamente, la jugadora canaria encarnó el rostro amable de este equipo al hacer partícipe de la celebración de la plantilla a una joven aficionada. Un bonito gesto con Sara –así se llama la pequeña– que fue muy aplaudido por los aficionados y el club.

Patri Cabrera es el claro ejemplo de una especialista pura obligada a rendir en momentos de máxima exigencia. "Siempre que salto estoy muy concentrada para dar todo lo que pueda", advierte la cañonera del cuadro departamental, quien ostenta el récord de triples en un partido en Liga Femenina 1 –10 de los 14 que intentó, en un partido defendiendo la camiseta del Gran Canaria.


Dos jugadoras comprometidas, pero también realistas y que son las primeras en aplacar la euforia de la que el equipo ferrolano intenta huir tras la victoria en el primer partido de play-off. “Todavía queda mucho, porque ellas en su casa van a ir a por todas”, advierte Cabrera. “Es cierto que dimos el primer paso hacia semifinales, pero no hay nada hecho, no nos podemos confiar”, remacha Calvo. l

En el Star Center suman todas, de la primera a la última