Aparecen a la venta en internet piezas arqueológicas saqueadas por el Estado Islámico

|

Piezas arqueológicas saqueadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak han aparecido a la venta en páginas web de compraventa como “eBay”, reveló el diario británico The Times.

Los extremistas venden piezas de cerámica, monedas y joyería para financiar sus actividades en un momento en el que aumentó la presión militar por parte del ejército iraquí, apoyado por los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El director de la Unesco en Irak, Alex Plathe, señaló que el Estado Islámico comete un “saqueo sistemático” de yacimientos arqueológicos con el objetivo de “generar beneficios”.

Los especialistas sospechan que los yihadistas desvalijan emplazamientos arqueológicos por encargo de coleccionistas, a quienes más tarde venden las piezas saqueadas.

“Es posible comprar monedas antiguas acuñadas en Siria por internet”, señaló la experta Erin Thomson, que subrayó que es “difícil determinar si un objeto en concreto ha sido saqueado recientemente, o si proviene de una fuente legítima”.

“Aún así, cuando encuentras objetos procedentes de (la ciudad siria de) Apamea a la venta en “eBay”, es una señal de que algo está ocurriendo”, dijo Thomson.

Asesinatos

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asesinó ayer a nueve civiles en la ciudad de Al Faluya, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, a los que acusaba de cooperar con el ejército iraquí.

Las víctimas fueron asesinadas a tiros por este grupo, que ha implantado tribunales propios en los territorios bajo su dominio. Además, otras nueve personas, entre ellas seis civiles, murieron en dos ataques perpetrados por yihadistas en Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar.

Por otra parte, El EI prohibió la entrada a Mosul (norte de Irak) a más de 500 familias desplazadas, que huían de los combates que estallaron el pasado lunes en la ciudad de Tikrit, 250 kilómetros al sur de aquella, entre fuerzas gubernamentales y radicales islámicos.

El jefe del comité de seguridad del Consejo de la provincia de Nínive, explicó ayer que el EI ha instalado controles y barreras en la entrada sur de esta ciudad para impedir la entrada de estos refugiados. La razón que esgrimieron los yihadistas es que no hay sitio en la ciudad donde refugiarse. 

Aparecen a la venta en internet piezas arqueológicas saqueadas por el Estado Islámico