Molina recupera la ilusión

|

El día en el que Carlos Molina llegó al Somozas lo hizo con la idea de volver a recuperar la ilusión por el fútbol que estaba perdiendo en el Eldense. Después de tres semanas y otros tantos encuentros, el cancerbero murciano recuerda que “nada más llegar me dijeron que solo iba a pensar en fútbol, que me iba a olvidar de todo lo demás... y así ha sido”. En ello han tenido que ver unos compañeros a los que califica de “encantadores” y un entorno que tilda de “impresionante”. Por eso reconoce que “he recuperado la ilusión y eso se ve en los entrenamientos y en los partidos”.
Con estos mimbres, el portero sigue confiando en que el Somozas acabe logrando la permanencia. “Tenemos que hacer bueno este punto –el sumado el pasado sábado frente al Boiro– ganando la semana que viene y, de esta manera, sumar cuatro puntos en dos partidos”, expone a modo de fórmula que espera que se haga habitual de aquí hasta el final de la liga regular. En este sentido también apunta “el gran corazón que hay en este vestuario, que he visto en muy pocos. Ver que tu compañero te apoya cada día, cómo cada uno trabaja para que tú mejores, porque así es como mejora todo el equipo... Esa es la receta para acabar consiguiendo el objetivo de la permanencia”.
Para ello el Somozas, que en la actualidad se encuentra a nueve puntos tanto de la plaza que obliga a ganar una eliminatoria para seguir en la categoría como de las de permanencia directa, espera hallar el acierto de cara a la portería rival que falta. “Seguro que con el trabajo y la ilusión que tienen mis compañeros lo lograremos”, cree el portero, destacado en el último encuentro.

Molina recupera la ilusión