Sánchez limita la oferta a Iglesias a puestos en la Administración

GRAF2240. BRUSELAS, 21/06/2019.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa posterior a la segunda jornada de la cumbre europea celebrada este viernes en Bruselas. EFE/Horst Wagner
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró ayer que espera el apoyo de Podemos en la investidura a pesar de que solo ofrece a este partido representación en la Administración Pública, frente a la petición de ministerios que vino reiterando su líder Pablo Iglesias.


El jefe del Ejecutivo realizó estas afirmaciones en Bruselas, al término del Consejo Europeo que se celebró ayer y el jueves, donde reiteró la petición a los “partidos que hablan de sentido de Estado”, es decir, a PP y Ciudadanos, para que se abstengan y sino, que expliquen cuál es la alternativa.

Pedro Sánchez defendió su oferta a Unidas Podemos afirmando que lleva doce meses gobernando con la formación “morada”, pero recordó que no suma con el PSOE mayoría absoluta.


Por este motivo, dijo, le ofreció a Pablo Iglesias un gobierno de cooperación en tres ámbitos: parlamentario, donde considera a Podemos como “socio preferente”; en el de acuerdos programáticos y en el de la “cooperación institucional”.


En relación con este último punto, Sánchez precisó que la formación de Iglesias “tiene todo el derecho a verse representada en el ámbito de la Administración Pública”, estableciendo así una limitación a las aspiraciones de Podemos de contar con ministerios en el Gobierno.
Según Pedro Sánchez, esta propuesta que realizó al líder de Podemos es “razonable, sensata y ambiciosa” y por ello mostró su esperanza en poder contar con el apoyo de la formación “morada” en su investidura.

El presidente del Gobierno en funciones no quiso precisar en qué fecha podría ser la investidura y tampoco respondió a las preguntas de los periodistas sobre si se sentiría cómodo en caso de salir elegido de nuevo presidente con la abstención de los independentistas, así como si sigue pensando, como dijo en su día, que no son de fiar.


En este sentido, se limitó a volver a reclamar la abstención de PP y Ciudadanos apelando a la vocación del “sentido de Estado” que dicen tener ambas formaciones políticas: “que ejerzan esa vocación de sentido de Estado y faciliten la alternativa”, exclamó al tiempo que reclamaba a sus dirigentes que, de lo contrario, expliquen cuál es la alternativa que proponen.


“Más allá de los grupos parlamentarios –argumentó–, lo importante es ser consciente de que las formaciones políticas que tienen la capacidad real de facilitar o de bloquear la investidura” son tres, a parte del PSOE: PP, Cs y Unidas Podemos. Para Pedro Sánchez estos tres partidos tienen una “responsabilidad compartida” de que España “tenga un horizonte de estabilidad, de gobernabilidad” y por tanto, que no se vea abocada a “situaciones que nadie quiere”, en referencia a una repetición de elecciones. El jefe del Ejecutivo insistió en que los españoles hablaron “claro” el pasado 28 abril y por si había alguna duda, lo hicieron “mucho más claro” el 26 de mayo, en las elecciones municipales, autonómicas y europeas, en las que el PSOE superó el 30% de apoyo. Su conclusión es que los españoles quieren que el Gobierno lo lidere le PSOE y que la “alternativa es el bloqueo y la paralización”. “España no se merece estar paralizada cuando no hay alternativa”.

Sánchez limita la oferta a Iglesias a puestos en la Administración