La Xunta revisará los informes de Endesa en las próximas semanas

Central de As Pontes sin funcionar
|

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, adelantó ayer que la Xunta, el Ministerio de Transición Ecológica y el Concello de As Pontes reevaluarán en el plazo de las tres próximas semanas los informes elaborados por Endesa sobre el uso de combustibles alternativos para la central pontesa. El objetivo, adelantó el titular económico del Gobierno gallego, es “identificar qué tipo de solución técnica permitiría reactivar” la planta energética.

A pesar de que se van a estudiar todas las opciones posibles –que combinan el uso de carbón con biocombustibles–, los esfuerzos se centrarán “fundamentalmente” en el uso de lodos procedentes de la depuración de aguas residuales. 

La propia Endesa se mostró favorable días atrás a volver a estudiar los resultados de estos informes, pese a que en un principio había trasladado a las representaciones sindicales que el uso de otros combustibles, pese a haber obtenido datos positivos, resultaba inviable tanto desde el punto de vista económico, como técnico o medioambiental.

Así, el conselleiro apuntó que la posibilidad de usar la combinación de carbón y biocombustibles “permitiría reducir el coste de producción”, que paliaría en parte el aumento del precio por tonelada de CO2 emitida a la atmósfera, y así “reactivar la planta de As Pontes”. Conde recordó, eso sí, que estas “oportunidades tienen que partir del mantenimiento de la actividad de As Pontes”.

Ayudas a transportistas
Por otra parte, el grupo parlamentario de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común presentó ayer bajo registro una batería de preguntas para ser respondidas en el Congreso sobre ayudas para el colectivo de transportistas de carbón afectados por el cierre de la central térmica de Endesa en As Pontes.

Los diputados Yolanda Díaz y Antón Gómez-Reino buscan de este modo conocer qué medidas económicas activaría el Gobierno –de hacerlo– para paliar la situación de los profesionales de este sector tras ocho meses sin actividad económica. Los representantes recordaron, además, que buena parte de estos transportistas renovaron sus camiones y bañeras para adaptarlos a las nuevas normativas medioambientales tras el anuncio por parte de la eléctrica de una inversión de más de 200 millones en la central. Así, entre profesionales autónomos y empresas, se calculan pérdidas de 14 millones de euros.

La Xunta revisará los informes de Endesa en las próximas semanas