El puerto de Ferrol registró el pasado enero un descenso del 30% en las toneladas movidas

puerto exterior terminal contenedores
|

El puerto de Ferrol cerró el pasado mes de enero con un descenso del 30% en el número de toneladas movidas respecto al mismo período del año pasado. Según el último informe de Puertos del Estado sobre el tráfico de mercancías en España, la ciudad naval continúa con la tendencia registrada a lo largo de los dos últimos cuatrimestres de 2019, incentivada principalmente por la parálisis productiva de la central térmica de Endesa en As Pontes y la incertidumbre sobre el futuro de la planta de Alcoa en San Cibrao.

Precisamente es en el apartado de graneles sólidos –donde se incluyen materiales como el carbón, la alúmina o la bauxita– donde se registró un mayor descenso, pasando de las 1.153.525 toneladas en enero de 2019 a tan solo 514.181 un año más tarde –una caída del 55,43%–. Esta tendencia propició, no obstante, un dramático aumento en los líquidos, que se situó en el 357% –pasando de las 64.213 toneladas a 293.467 este año–.

En este apartado se situarían, por ejemplo, las descargas de Gas Natural Licuado (GNL), que han experimentado en los últimos tres años un gran incremento –especialmente gracias a la crisis del carbón– y que con la llegada en enero del “Madrid Spirit” supusieron una descarga de 138.189 metros cúbicos.

En cuanto al tráfico de contenedores, uno de los sectores de mayor crecimiento en los últimos meses con la puesta en marcha de la línea regular de MacAndrews o la entrada en funcionamiento del Puesto de Inspección Fronterizo (PIF), la Autoridad Portuaria registró el pasado mes de enero un incremento interanual del 46,38% –con 657 unidades frente a las 449 de 2019–.

Finalmente, los resultados de las mercancías generales en términos de peso también cerraron el inicio del año con un crecimiento del 73%, alcanzando las 74.100 toneladas movidas.

El puerto de Ferrol registró el pasado enero un descenso del 30% en las toneladas movidas