El Cádiz apostó decididamente por la veteranía para tratar de subir

Diario de Ferrol-2016-05-17-042-bb4a33c8_1
|

 

Después de ser campeón del grupo IV la pasada temporada –aunque al final no consiguiese el ascenso a Segunda–, el Cádiz inició la presente con la intención de luchar de nuevo por el título de la primera fase. Sin embargo, ya desde el principio se pudo ver que el cuadro amarillo no estaba al nivel del ejercicio anterior, lo que se reflejó en el hecho de que en ningún momento estuviese al frente de la clasificación.
Las cosas fueron a peor con el paso de las semanas y, ya en los meses de enero y febrero, el cuadro andaluz asumió que no podía luchar por el título. Incluso una racha de siete jornadas seguidas sin ganar hicieron temer por su clasificación para la fase de ascenso –la mala dinámica le costó el puesto al técnico Claudio Barragán, reemplazado por Álvaro Cervera–. Al final lo consiguió, pero ofreciendo unas sensaciones que para nada invitan al optimismo a los once mil abonados que tiene la entidad, como se reflejó en el hecho de que en los últimos partidos no acudiesen al estadio más de seis mil personas.

tranquilidad
La veteranía es la principal seña de identidad de una plantilla en la que hay jugadores con experiencia en categorías superiores como son el delantero Güiza o el centrocampista David Sánchez –que, formando parte del Nàstic de Tarragona, se enfrentó hace dos temporadas al Racing en la fase de ascenso–. Esa elevada media de edad se ha traducido en que, a nivel físico, en ocasiones diese la sensación de que el cuadro andaluz llegaba a los tramos finales de los partidos que disputada con pocas fuerzas. 
Si con Claudio Barragán como entrenador el Cádiz apostaba por el juego combinativo como forma de crearle peligro a su rival. la llegada de Álvaro Cervera y la gran cantidad de fallos defensivos cometidos han llevado a la escuadra amarilla a jugar de una manera más conservadora. En cualquier caso, la capacidad de algunos de sus jugadores ofensivos lo convierten en rival peligroso para que el cuadro verde consiga el pase a la segunda eliminatoria de la promoción.

El Cádiz apostó decididamente por la veteranía para tratar de subir