Moeche calienta motores para la quinta edición de la Feira do Queixo

Imagen de la pasada edición, que volvió a cosechar un éxito de público
|

Quesos variados, de aquí y de fuera, productos primarios, propuestas de ocio, animación para todas las edades, catas comentadas y el ya tradicional concurso de platos y postres elaborados a base de este producto lácteo son los ingredientes de la quinta edición de la Feira do Queixo de Moeche cuya programación el Concello ultima estos días.

La cita, un referente ya en el norte de Galicia, abrió esta semana el plazo de solicitud de espacio. Los interesados en participar en una edición que se espera vuelva a cosechar un nuevo récord de visitas y de participación –el año pasado tomaron parte 24 queserías y varias firmas ya se interesaron hace tiempo por la fecha del evento–, deberán presentar sus instancias antes del 23 de febrero a través del e-mail correo@moeche.gal o de forma presencial en las oficinas municipales. La reserva ser hará efectiva una vez se realice el ingreso de la cuota de participación fijada en 30 euros.

De cara a ofrecer el máximo nivel expositivo, las bases de la feria piden que todos los participantes cuiden la presentación tanto del puesto como del producto a la venta. Las queserías dispondrán de espacio suficiente y una mesa para mostrar su oferta. Los expositores de queso y de otros productos podrán montarse a partir de las 08.45 horas y deberán permanecer abiertos desde las diez y hasta las siete de la tarde, hora prevista de la clausura.

 

Invitado

Por segundo año consecutivo acudirá un “Queixo convidado”  de otra parte del territorio nacional cuyo nombre ya se conoce pero que la organización mantendrá en suspense hasta que de a conocer la programación del evento. Un puesto que el pasado año ocupó la variedad Gamonéu procedente de Cangas de Onís (Asturias).

Fomentar el consumo y la cultura del queso, rodeado de otras actividades paralelas con las que crear un ambiente lúdico pensado para disfrutar la experiencia y poner en valor el trabajo que hacen las pequeñas y grandes queserías de dentro y fuera del municipio como parte del desarrollo sostenible de las zonas rurales son algunos de los objetivos de la feria.

Moeche calienta motores para la quinta edición de la Feira do Queixo