La gestión del saneamiento pasa a la Xunta, a la espera de trasladarla a Ferrol

obras saneamiento
|

El Boletín Oficial del Estado publicó ayer el convenio por el que la gestión de la explotación, mantenimiento y conservación de las obras de saneamiento de la ría –conducción, depuración y vertido– pasa a depender de Augas de Galicia. Está previsto que este acuerdo se complete con un convenio similar por el que el organismo de la Xunta traslada, a su vez, estas tareas al Concello de Ferrol, una decisión que ya estaba previsto aprobar el pasado mes de marzo y que suscitó polémica tanto con el Ayuntamiento de Narón como en la propia corporación ferrolana y que en estos momentos se encuentra en punto muerto.
Desde el Concello de Narón se insistía ayer en que la gestión debe ser compartida y se aludía a que el propio convenio entre la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y Augas de Galicia determina que este organismo podrá “promover un sistema supramunicipal de gestión posterior de explotación de las obras”. Narón denuncia que se ha excluido a este Concello de cualquier negociación en este sentido y se pregunta qué gana Ferrol con un acuerdo que hace recaer exclusivamente sobre este municipio todos los gastos de gestión. Se critica también la cláusula que se establece en el borrador de convenio con Augas de Galicia que establece dos años de vigencia del convenio y una posible prórroga.
La interpretación desde Ferrol es muy distinta. El gobierno hace referencia a las “prisas” derivadas de la próxima entrada en funcionamiento de la EDAR como el motivo por el que se hace preciso firmar cuanto antes este convenio al que “estaremos encantados”, dicen, de que se sume Narón. Sin embargo, se hace ver que la situación de este ayuntamiento es diferente porque el saneamiento no empezará a funcionar allí hasta 2015. Se destaca también desde el ejecutivo ferrolano la clara apuesta por una gestión pública –la intención es que sea Emafesa la que se ocupe de la misma, aunque Narón también dispone de su propia empresa mixta de aguas, Cosma–.
En cualquier caso, ayer el gobierno no precisó cuándo está previsto que se retome la idea de firmar ese convenio con Augas de Galicia, que se retiró de la comisión de Medio Ambiente y del pleno del mes de marzo a petición de la oposición para tratar de alcanzar un mayor consenso al respecto.
Aunque estaba previsto que las primeras viviendas estuviesen conectadas a la depuradora a finales del pasado mes de abril, problemas derivados de la falta de suministro eléctrico en la estación de bombeo retrasaron esta fecha y no se ha facilitado información sobre las nuevas previsiones.

La gestión del saneamiento pasa a la Xunta, a la espera de trasladarla a Ferrol