IEN por Europa apuesta por Fene para la construcción del dique seco

La entidad empresarial sostiene que la factoría de Fene es la adecuada para acoger este proyecto jorge meis
|

IEN por Europa, la asociación empresarial que preside Manuel Pérez Pérez, aboga por aprovechar los fondos del Banco Europeo de Inversiones destinados al impulso industrial para mejorar y ampliar la capacidad competitiva de los astilleros públicos de Navantia con el fin de dotar a las factorías ferrolanas de un gran dique seco que optimice la capacidad competitiva y la oferta del grupo público como elemento complementario que afiance el futuro de la compañía.
“La principal carencia de los astilleros locales, ahora que comienza a despejarse la cartera de pedidos en la antigua Bazán y que la actividad del de Fene ha entrado en una nueva etapa de la mano de la inversión privada en el sector eólico marino, se centra en la ausencia de un gran dique seco que haga más competitiva a la compañía”, asegura el principal responsable de la asociación empresarial.
En este sentido, los fondos que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) destinará a proyectos de máximo nivel industrial “constituyen una oportunidad sin referentes para que Navantia se dote de las infraestructuras que permitan completar la oferta competitiva de las factorías ferrolanas”, asegura Pérez, por lo que insta al grupo público a desarrollar un proyecto que, en su opinión, “solo tiene cabida en la factoría de la antigua Astano”.

ubicarlo en perlío
“Los astilleros de Cádiz cuentan con un dique seco preparado para albergar grandes buques, mientras que Ferrol, que se está dotando de un perfil de actividad altamente competitivo en el área de reparaciones merced al tráfico de gaseros derivado de la actividad de Reganosa, no puede ofertar determinadas actividades por el hecho de carecer precisamente de esta importante infraestructura”, asegura el presidente de IEN por Europa.
Para la asociación empresarial, Fene cuenta con los terrenos y la disponibilidad necesarios para dotarse de un dique seco de 390 metros de largo por 70 de ancho, lo que mejoraría incluso la capacidad del de Cádiz. Este proyecto, en opinión de Pérez, constituye una oportunidad para que las factorías locales cubran todas las vertientes de la demanda internacional tanto en nuevas construcciones como en reparaciones. A diferencia de la propuesta del dique flotante, “que tanto se ha demandado, sin éxito, por parte de sindicatos y grupos políticos, una estructura en tierra garantiza no solo su permanencia en el tiempo, sino que es potencialmente menos onerosa que la propuesta inicialmente, dado su escaso mantenimiento, su perdurabilidad en el tiempo y como elemento de refuerzo para afianzar el futuro de los astilleros públicos gallegos”, señala.
Pérez recuerda que el fin principal del plan Junckers tiene por objeto apoyar actuaciones de carácter estratégico de modo que contribuyan a impulsar la economía real y que su dotación de 21.000 millones de euros (16.000 del presupuesto de la Unión Europea más 5.000 del Banco Europeo de Inversiones) a través del Fondo Europeo de Inversiones “cuadra perfectamente en el tipo de proyectos en el que se enmarcaría la construcción del dique seco en Fene”, motivo, incide, “por el que Navantia no puede dejar pasar una oportunidad de futuro que contribuya a aliviar bajos niveles de ocupación que, como se ha demostrado, son cíclicos y requieren por ello de alternativas viables y sostenibles que permitan superarlos”.
La actividad naval de la ría se encuentra ante una oportunidad “única” en opinión de IEN por Europa. Así lo demuestra la inmediata entrada en funcionamiento de la terminal de portacontenedores, reforzada por el próximo inicio del ferrocarril al puerto exterior de Caneliñas, la apuesta de Reganosa  para que la ría se convierta en suministrador de gas natural licuado para los buques mercantes que cada vez más utilizarán este combustible como base motriz, y la apuesta por el desarrollo de la eólica marina, harán de la ría un punto de referencia en el tráfico marítimo internacional .
La capacidad de oferta de los astilleros ferrolanos “solo se ve contenida por circunstancias como la carencia de un dique seco de gran capacidad”, insiste Manuel Pérez, que recuerda que cualquier experto, “sea en materia naval o en planificación industrial, siempre ha defendido la construcción de un dique seco frente al propuesto hasta el momento, que es utilizado más como argumento político de confrontación que como verdadero elemento de refuerzo”.
“Esta demanda debe contar con un amplio consenso, no solo en el plano político sino también en el marco de la industria naval, tanto pública como privada”, asegura el presidente de IEN por Europa. Ahora –afirma Pérez Pérez– es el momento de que la industria auxiliar exponga de forma unitaria la necesidad de completar las infraestructuras de las factorías públicas ferrolanas”.

IEN por Europa apuesta por Fene para la construcción del dique seco