El Cedeira sube una plaza y no renuncia a objetivos mayores

campo de Caranza partido de fútbol entre e Valdoviño y el Cedeira
|

La goleada con la que el Cedeira saldó el derbi de la vigésimo primera jornada del grupo 1 de Primera Galicia que lo enfrentó en O Beco a O Val (5-0) no solo le hace seguir siendo el mejor clasificado de los equipos locales que hay en la competición. También eleva a cuatro su racha de partidos sin perder –solo ha caído en uno de los últimos doce que disputó– y lo aúpa a la cuarta posición de la tabla clasificatoria, con 35 puntos. Así, que con la permanencia más que encarrilada, el cuadro del Ortegal no renuncia a objetivos mayores –la segunda posición, que permite luchar por el ascenso a Preferente– que, aunque no los que tenía fijados de principio, ahora ve a seis puntos de distancia –el Betanzos es su rival–.

La clave radica en un grupo que destaca por su unidad, capacidad de trabajo y, además, por tener una plantilla compensada a las órdenes de Gonzalo López y Alberto Bouzamayor. En el partido del pasado domingo, la tempranera diana de Damián permitió al Cedeira vivir con tranquilidad la primera parte. En el segunta, el tanto de David Bouzamayor en una acción a balón parado hizo que el encuentro se abriese y los goles posteriores de David Pájar0, Manuel y el juvenil Bruno Casas terminaron de dibujar un resultado que, por contra, deja al cuadro valexo en la antepenúltima plaza.

Además
Por lo que respecta al resto de los equipos que representan a la delegación ferrolana, solo el Miño saldó con victoria su encuentro, en este caso el que lo enfrentó en el Municipal de Gallamonde al Sporting Cambre (1-0). Este resultado, alcanzado gracias al tanto de Cheki a poco del final, lo acerca a cuatro puntos de su víctima del pasado fin de semana, que es sexto, y lo deja en la novena posición de la clasificación.

Un puesto por delante, en el octavo, se encuentra un Eume Deportivo que, sin embargo, no fue capaz de pasar del empate (1-1) en un encuentro en el que el tanto de Javi Varela neutralizó el marcado por su rival en la primera parte del choque.

Tampoco pudieron ganar el Narón, que por lo menos sumó un punto en su visita al Sada (4-4) en un partido repleto de alternativas y en el que logró la igualada en el tramo final del tiempo reglamentario gracias a un tanto de Popo. Mientras el Valdoviño, tras dos triunfos seguidos, volvió a sufrir una derrota, en este caso en el partido que lo enfrentó en el campo de Caranza al Carral (0-2). Este resutado, derivado de dos goles del rival antes del descanso, mantiene al cuadro que dirige Jesús Peña en la penúltima plaza, pero ahora un poco más lejos de las posiciones que dan la permanencia.

El Cedeira sube una plaza y no renuncia a objetivos mayores