El Pontedeume, en la fase de ascenso

Integrantes del equipo eumés de la categoría b. p.
|

 

Balonmano Pontedeume y Grupo Capela Narón alcanzaron la última jornada de Segunda juvenil masculina con opciones de meterse en la lucha por el ascenso. Los naroneses dependían de si mismos en su choque ante el Xallas –los de A Gándara formaban en la tercera posición–, mientras que los eumeses tenían que imponerse al colista Cañiza y esperar un traspié del Narón.
Una combinación de elementos que finalmente se dio y con la que el Pontedeume dirimirá el play-off a División de Honor. El Grupo Capela cayó el sábado por un ajustado 18-17 en un duelo, sin embargo, bueno de los visitantes, pero la defensa local y los excesivos errores de lanzamiento del Narón terminaron dando el triunfo a los de Santa Comba.
El domingo fue el turno del Pontedeume que sabía que tenían que vencer para auparse al tercer lugar. Y lo hizo. Los eumeses hicieron su trabajo ante el colista del grupo 2 para ganar 30-16 y finalizar la liga en el puesto de bronce por detrás de OAR y Pabellón Ourense. Los de la villa –equipo en el que forman un nutrido grupo de jugadores cadetes– comenzarán ahora la preparación para dar el salto a la máxima categoría gallega.

El Pontedeume, en la fase de ascenso