A Malata quiere ser fortín

El trabajo de Gonzalo en el centro del campo siempre es decisivo | jorge meis
|

El segundo derbi gallego que vivirá A Malata esta temporada servirá para comprobar si el Racing marcha por el camino deseado, el que lo debe llevar a terminar la liga regular entre los cuatro primeros para jugar en la fase de ascenso a Segunda, o si aún no está en esa senda. Así que el partido que lo enfrenta al Deportivo Fabril esta tarde –19.00 horas, A Malata– le brinda la oportunidad de lograr su segunda victoria en tres jornadas y, de esta manera, consolidarse en la zona alta de la tabla clasificatoria. Todo lo que no sea ganar, supondrá un tropezón –más o menos grande– en sus aspiraciones para la presente temporada.
Entre la buena imagen dada frente el Coruxo en el estreno liguero y el semblante dubitativo que ofreció el sábado pasado frente a la Ponferradina –especialmente en la segunda parte–, el Racing espera acercarse en el encuentro de esta tarde a la versión de hace dos semanas. Para ello tratará de imponer su estilo de juego, basado en combinar la pelota ya desde la retaguardia. Así que, a partir del trabajo defensivo, el control en el centro del campo, la verticalidad por banda y la capacidad realizadora de sus futbolistas más ofensivos, el cuadro verde espera hacerse acreedor al triunfo y a sumar los tres puntos.

Mejoría
La mejoría del estado físico de la plantilla –solo Nano y Joselu están descartados, por lo que Miguel Ángel Tena dispondrá de 19 jugadores para elegir– aumenta las opciones del Racing para presentar un equipo titular. De hecho, tras la llegada del defensa Mikel Fernández, el último en incorporarse a la plantilla, el cuadro verde dispone casi de dos jugadores por puesto, lo que le da suficientes opciones como para presentar un once de garantías. Es lo que intentará hacer en este partido para, de esta manera, sumar tres puntos a su casillero.
Enfrente estará un equipo recién ascendido a Segunda B pero que, por su condición de filial, supone siempre un rival imprevisible. Ya lo demostró en su primer partido a domicilio del campeonato, en el que derrotó al Fuenlabrada, uno de los equipos que se supone que al final de la liga regular estará en la zona alta de la tabla. La calidad de sus jugadores, además, lo convierte en un rival complicado para cualquiera. l

A Malata quiere ser fortín