Miles de personas se rindieron ayer a las virtudes del grelo de Xestoso

|

El campo de la fiesta de O Canedo se convirtió ayer en un hervidero de personas atraídas por un denominador común, el grelo de Xestoso. La parroquia monferina celebraba la decimoctava edición de la feria en honor a este producto exhibiendo un inmejorable estado de salud y superando las cifras de años pasados –se vendieron más de mil raciones de lacón con grelos en la degustación que tuvo lugar bajo carpa–. Es cierto que las buenas condiciones meteorológicas de la jornada también animaron a vecinos y visitantes a disfrutar del variado programa propuesto por la Cooperativa de Agricultores Val de Xestoso, organizadora del evento junto al Concello de Monfero, y para adquirir el producto estrella de la zona. 
No faltó la ya tradicional exposición de maquinaria agrícola y la presencia de diversos artesanos, ni tampoco la música a cargo de grupos folklóricos de la zona que amenizaron la venta de grelos y otros productos de la tierra a lo largo de la mañana.
Fue en torno a las doce del mediodía cuando la organización, de la mano de un invitado de excepción, Adrián Díaz del programa “Larpeiros” de la TVG, falló los premios a las mejores cestas y madas. Así en la primera categoría resultaron premiados en primero, segundo y tercer lugar María José Iglesias Carballo, Juan Peréz y Virgina Pérez Lorenzo, respectivamente.
 La mejora mada fue la de David Couto Lage, seguido en este ranking de José Jorge Bouza Couto, Virgina Pérez Lorenzo y la Gandería Dureixa. Todos ellos fueron agasajados con vales a canjear por productos en la Cooperativa Val de Xestoso.
No faltó tampoco el tradicional pregón con el que se dio el pistoletazo de salida a la parte más lúdica de la celebración. En esta ocasión María Carballeira, del programa Luar de la TVG fue la encargada de encomiar las virtudes del producto y animar a vecinos y visitantes a su posterior degustación acompañado de lacón, grelos, chorizo, costilla, oreja, patatas y vino.
La buena comida dio paso al baile con música en directo que se prolongó hasta media tarde en el campo de O Canedo. n

Miles de personas se rindieron ayer a las virtudes del grelo de Xestoso