Feijóo pide ayuda para “reducir las negligencias” y detectar a quienes queman los montes

un brigadista trabaja en las labores de extinción del fuego que se declaró en nogueira de ramuín efe
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pidió ayer ayuda ciudadana para “reducir las negligencias” y detectar a las personas que “quieren destruir” el patrimonio forestal y “atentar contra propiedades y vidas”, en alusión a los incendiarios.

Acompañado de la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, el presidente visitó el puesto de mando avanzado en la zona de Cualedro, en donde el pasado fin de semana se declararon varios incendios forestales, entre ellos, dos que quemaron unas 2.200 hectáreas.

Feijóo agradeció la “extraordinaria labor de las brigadas” que “junto con los medios aéreos y terrestres evitan perjuicios para personas y propiedades”.

Subrayó el trabajo de “7.000 personas que trabajan solventando los incendios en todo el territorio” acortando “los tiempos y el impacto de los fuegos” y manifestó su “preocupación” por todos y cada uno de los fuegos.

Una preocupación que “se hace más intensa”, dijo, cuando los fuegos son “por negligencia o intencionados”.

Inaceptable

“No podemos entender ni aceptar que haya una persona plantando (fuego) a los bosques y tierras de labranza”, insistió el titular de la Xunta, que incidió en el caso de Cualedro. En este lugar, dijo, entre el sábado y el domingo se produjeron cinco focos diferentes de incendios.

El de mayor entidad se declaró en la parroquia de Vilela el sábado a las 12.50 horas y se dio por controlado el domingo a las 20.05 horas con una superficie provisional de 1.280 hectáreas.

El segundo fue el de Xironda, también en Cualedro, iniciado el sábado a las cinco de la tarde y controlado desde el domingo a las 23.08 horas tras quemar, según estimación provisional, 895 hectáreas.

“El Gobierno es consciente de la situación y vamos a seguir trabajando con mayor intensidad”, sentenció el presidente.

También puso de relieve que son más de 600 los policías en todo el territorio gallego investigando las causas de los fuegos. De este modo, avisó: “hemos detenido a mucha gente y seguiremos detrás de las personas que no respetan nuestro patrimonio ni la vida de las personas”.

Feijóo anunció que este jueves, en el primer Consello da Xunta tras el parón estival, ofrecerá el primer balance de la campaña de incendios y, aunque las cifras son “muy razonables en comparación con otros años”, insistió en que no está tranquilo.

Sobre las particularidades de Galicia con respecto a España para los incendios, apuntó que “Galicia tiene el 46% de masa forestal de España” a lo que se suman “muchas jornadas de sol” y, especialmente en Ourense, de “altas temperaturas”. Para concluir, Feijóo hizo hincapié en el “orgullo y satisfacción” por los hombres y mujeres que trabajan en la extinción de incendios y aseguró que el dispositivo está “haciendo un buen trabajo” y lo seguirá haciendo. n

Feijóo pide ayuda para “reducir las negligencias” y detectar a quienes queman los montes