El CHUF participa en un estudio nacional sobre la información al paciente renal

MArcide Nefrología
|

Cuando los pacientes renales reciben información adecuada sobre los diferentes tratamientos y sobre cómo esto afecta a su calidad de vida, un 50% de los que inician diálisis optan por la diálisis peritoneal domiciliaria y una mayor proporción por el trasplante de vivo anticipado.
Esta es una de las conclusiones a la que se ha llegado el grupo que ha participado en un estudio sobre información renal en el que tomaron parte 26 hospitales –entre ellos el de Ourense y el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol–, y más de 1.000 pacientes de todo el país. Los resultados han sido publicados en la revista “Plos One”.
El informe del Grupo de Apoyo al Desarrollo de la Diálisis Peritoneal –Gaddpe– explica que la investigación se ha centrado en la cantidad de información y en recepción que el paciente hace de ésta. Los índices de elección del tratamiento en casa frente a la de los centros sanitarios en pacientes “educados” son muy superior pero, además, el estudio deja de manifiesto la importancia de que este tipo de procesos se implanten en todos los hospitales para que los pacientes puedan elegir libremente.
En esta experiencia se dividió a los enfermos en dos grupos, según pasaran o no por un proceso educativo estructurado con materiales desarrollados para facilitar su participación en la elección del tipo de tratamiento (trasplante, diálisis peritoneal domiciliaria, hemodiálisis en sala, hemodiálisis domiciliara o tratamiento conservador).

El CHUF participa en un estudio nacional sobre la información al paciente renal