Sánchez tiende la mano a todos los grupos políticos para gobernar

el ideal gallego-2019-04-29-004-66177eff
|

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, salió ayer a celebrar su victoria en las elecciones con un millar de militantes que se concentraron a las puertas de Ferraz, y les dijo que ese triunfo supone que “ha ganado el futuro y ha perdido el pasado”, y que va a tender la mano “a todas las formaciones políticas para gobernar dentro de la Constitución”. 


Junto a él, en la plataforma instalada para la ocasión, estaban su mujer, Begoña Gómez; la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; la vicesecretaria general, Adriana Lastra; la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo; y el secretario de Organización y coordinador de campaña, José Luis Ábalos. 

Pedro Sánchez dio las gracias a los más de siete millones de ciudadanos que confiaron su voto al partido socialista, y celebró el alto porcentaje de participación que, a su juicio, demuestra que en España hay una “gran democracia, sólida y de calidad”.

Los militantes del PSOE congregados en Ferraz le recuerdan a su líder: “¡Con Rivera, no!” 
y “¡No es no!”
 


Durante su discurso, que fue interrumpido varias veces por los militantes concentrados en la sede madrileña de Ferraz, con gritos como “Ista, ista, ista, España es socialista”, Sánchez aseguró que tiende la mano a todos los partidos, a lo que la gente congregada allí gritaba “¡Con Rivera, no!” y “¡No es no!”.

Cordones sanitarios
“No vamos a poner cordones sanitarios como lo ha hecho Ciudadanos”, contestó el líder socialista, mientras los militantes repetían “Con Rivera, no”.


Además, Sánchez aseguró que el objetivo de su partido es “avanzar  en la concordia y acabar con la confrontación territorial”, además de “reivindicar la limpieza y la ejemplaridad en política y acabar con la corrupción”. 


Señaló que con la victoria socialista España ha enviado varios mensajes, entre ellos que no quiere la involución, ni la reacción, el retroceso, sino un país que avance y mire al futuro.

Un mensaje al mundo
“Hemos enviado un mensaje a Europa y al mundo de que se puede ganar a la reacción, a la involución y al autoritarismo”, se ha congratulado el líder del PSOE entre gritos de “¡no pasarán!” y “¡sí se puede!” de sus bases.
También destacó que los resultados indican que los ciudadanos quieren que el PSOE gobierne y lidere el país durante los próximos cuatro años. “Se trataba de ganar las elecciones y de gobernar. Hemos ganado las elecciones y vamos a gobernar España”, dijo.

El candidato socialista quiere “acabar con la confrontación territorial” y poner fin a la corrupción
 


Sus últimas palabras las dirigió a los que “hace muchos años nos decían que este partido ya no tenía futuro, que no nos pertenecía, que la izquierda se tenía que resignar a que gobernara el PP y que el PSOE lo único que podía hacer era ser la muleta”. A estos les dijo que la socialdemocracia “tiene mucha historia pero sobre todo un gran futuro, porque tiene un gran presente” y que hoy ha ganado una España “plural, diversa, que ama la igualdad”. 
De cara a las municipales del 26 de mayo, Sánchez apuntó que también hacen falta “mayorías socialistas y progresistas”, y se despidió de los suyos encadenando sus lemas de campaña. “¡Ánimo! Hemos hecho posible que pase. Vamos a construir la España que queremos. Gracias de corazón”, concluyó, mientras los militantes coreaban “¡Viva España y viva el socialismo!”.

El PSOE tenía montado un escenario en la madrileña calle Ferraz para celebrar su victoria electoral después de once años, en un ambiente que a muchos socialistas recordaba al de 2004, cuando ganó por primera vez José Luis Rodríguez Zapatero.

Alivio
Las caras de expectación y tensión que dominaban ayer por la tarde entre los dirigentes socialistas fueron sustituidas a principios de la noche por rostros aliviados y muestras de alegría, una vez que el escrutinio iba avanzando. Según fuentes de la dirección socialista, el ambiente de “ilusión” y “esperanza” que se vivía ayer por la noche en la calle Ferraz era casi idéntico al del triunfo de Zapatero en 2004. 

Por otro lado, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, manifestó que los socialistas han ganado “con rotundidad” las elecciones generales en España y Andalucía y que los andaluces han hecho con su voto en las urnas una “moción de censura” al “trifachito de derechas” que actualmente gobierna en esta comunidad. Díaz trasladó su felicitación y agradecimiento a Sánchez, que con “la victoria de hoy (por ayer) pone rumbo a esa gran mayoría socialista que España merece”.

4

Vencer a la involución
“Gana el futuro, gana la izquierda con mucha claridad y le vence con rotundidad a la involución, a la regresión democrática y a la derecha”, sentenció Susana Díaz, quien insistió en que las máquinas tienen que seguir “a pleno funcionamiento” para volver a ganar el 26 de mayo.

Señaló que se ha cumplido lo que trasladaron en los últimos días al propio secretario general del PSOE, a todos los compañeros y a los medios de comunicación: “Sabíamos que íbamos a ganar y bien, que íbamos a doblar al PP y que los andaluces, con su voto, iban a hacer una moción de censura en las urnas al trifachito de derechas que en estos momentos gobierna en Andalucía”.


Mientras, la ministra de Política Territorial y candidata de PSC a las elecciones generales por Barcelona, Meritxell Batet, celebró la victoria socialista: “Sánchez volverá a ser presidente de España”. Recordó la labor del Gobierno socialista en sus 10 meses al frente del Ejecutivo tras la moción de censura que desplazó a Mariano Rajoy de Moncloa y celebró los resultados obtenidos “por encima de la crispación y el insulto que han querido imponer algunos durante la campaña”.

Sánchez tiende la mano a todos los grupos políticos para gobernar