La ermita de Santa Comba recupera su acceso a tiempo para sus fiestas

Las escaleras están listas para acceder a la ermita | j.meis
|

Los vecinos de Covas tendrán este año una celebración especial de las fiestas patronales del mes de agosto, que se conmemoran el próximo fin de semana. La ermita de Santa Comba, uno de los emblemas turísticos de la zona, podrá por fin ser visitada tras recuperar el acceso perdido hace unos ocho años, cuando las escaleras fueron arrasadas por un fuerte temporal de invierno.
Desde entonces solo una cuerda permitía a los más avezados el acceso a la isla, y la tradición de la romería a la ermita de Santa Comba y la misa patronal se perdió hasta este año.
Tras no pocos inconvenientes, debido a la necesidad de financiación de las obras y de permisos por tratarse de una zona protegida desde el punto de vista medioambiental y patrimonial, el Concello contrató a la empresa Construcciones Guerreiro, de As Somozas, la realización de esta obra, que tenía como meta conseguir estar finalizada para las fiestas de finales de agosto y lo ha conseguido.
Hoy mismo, como se explicó desde la empresa, se darán los últimos retoques a la infraestructura, pero la firma se encuentra satisfecha de su trabajo y de que también lo estén los vecinos que recuperan uno de sus emblemas.
El desarrollo de las obras, iniciadas a mediados de agosto, se desarrollaron según lo previsto, teniendo en cuenta que se trata de una zona afectada por la marea y los trabajos tuvieron que ejecutarse únicamente en el período en que el mar –en marea baja– lo permitía.
La primera fase consistió  en el hormigonado de la base y posteriormente se construyeron las escaleras de madera, en la superior, alejada del contacto con el mar. Desde Construcciones Guerreiro se indicó que no se encontraron con imprevistos, aunque finalmente se necesitó más material que el previsto inicialmente. Así, fue preciso cubrir muchos huecos de la zona de debajo de la roca con hormigón, con el fin de hacer más segura y forme la infraestructura. Lo importante, indican, es haber conseguido recuperar este acceso.
La intervención supuso un coste de  60.000 euros, que ascendió, con proyecto y dirección de obra a casi 70.000 euros. l

La ermita de Santa Comba recupera su acceso a tiempo para sus fiestas