La importancia de la ventilación en las granjas de animales

ventilación granja
|

Para que tu explotación tenga un mayor rendimiento, una de las premisas que debes tener más en cuenta es la ventilación de tu granja. 

Independientemente de la explotación de la que dispongas, una ventilación, en la que puedas regular la temperatura del interior de la nave, puede suponer un aumento en tu producción, como en el caso de las explotaciones ganaderas y avícolas. Lo ideal para impulsar el rendimiento de tu granja son los ventiladores para animales de Gigola & Riccardi.

Una de las ventajas que supone tener un flujo de aire constante es que podemos evitar que algunas especies animales sufran las consecuencias del polvo en sus vías respiratorias. Esto puede ocasionar enfermedades y un mayor gasto en cuidados o intervenciones de un veterinario, con las consecuencias económicas que ello conlleva.

Hoy en día, existe una amplia variedad de granjas, ya sean avícolas, porcinas, ganaderas etc. y la mayoría de los alimentos que consumimos en nuestro supermercado, provienen, posiblemente, de alguna de ellas. La cantidad de lo que produzca tu granja cuenta, pero la calidad final de esa producción es lo verdaderamente importante. 

Es por ello que el bienestar de los animales es de vital importancia, ya sea en su etapa más temprana como en la edad adulta. Además de proporcionar una alimentación acorde a cada estado de los animales, debemos proporcionar un espacio y unas condiciones de desarrollo para que el resultado final sea el que el cliente demanda.

Como te comentamos antes, un factor a tener muy en cuenta y que en muchas ocasiones se pasa por alto, es el tema de tener bien ventilada nuestra granja.  

Esto, a la larga, nos proporcionará multitud de beneficios y evitará otros problemas como las humedades de la condensación, acumulación de polvo o que la temperatura se eleve en exceso, provocando un malestar general en los animales. En los casos más extremos pueden llegar a provocar su muerte. 

¿Es necesario el uso de la ventilación todo el año?

Al igual que cambias tu forma de vestir cuando cambiamos de estación y no te pones abrigo cuando hace calor en la calle, tu nave debería de estar adaptada a cada época del año. 

En verano, la gran cantidad de animales provoca que, bajo un mismo techo, se genere un “efecto invernadero”, como consecuencia de ello, la temperatura aumenta. 

En invierno, el frío se agrava y las condiciones son más adversas, por lo que debes ofrecer un ambiente confortable y seguro a los animales de tu granja en cualquier estación del año. 

Por otro lado, no hay que olvidar que una explotación ganadera genera, además, una serie de riesgos que no son tan visibles, y que de igual modo son de vital importancia. Ten en cuenta que los restos de comida u otros desechos provocarán gases nocivos. 

Estos gases pueden ser expulsados, bien por medio de los ventiladores, antes mencionados, o por medio de aberturas en la parte superior de nuestra nave, haciendo que, además, sea un medio eficaz para regular nuevamente la temperatura.

Como puedes ver, obtener de forma sencilla mejores resultados en tu granja es posible, solo tienes que aplicar estos consejos. Tus animales te lo agradecerán seguro. 

La importancia de la ventilación en las granjas de animales