Un joven permaneció más de dos horas atrapado dentro de una cámara acorazada

Diario de Ferrol-2015-01-07-011-bf1642fb
|

Un joven permaneció más de dos horas atrapado dentro de una cámara acorazada en un establecimiento de la calle Real de Ferrol. Ante la imposibilidad de abrir la puerta blindada, los bomberos del parque municipal de A Gándara tuvieron que realizar un butró en la pared de hormigón armado de la estancia para rescatar al muchacho.
Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche del pasado lunes en un establecimiento de telefonía móvil de Orange situado en el número 72 de la calle Real de Ferrol.
El local perteneció en su día a la joyería Gómez y cuenta con una cámara de alta seguridad en la que los responsables del actual negocio guardan documentación, por lo que solían entrar y salir con frecuencia en el citado receptáculo.
El lunes, un amigo suyo entró en la cámara pero no pudo salir porque la puerta se bloqueó, por lo que pidieron la ayuda de los bomberos sobre las 21.07 horas. Al lugar de los hechos se desplazaron un cabo y cuatro bomberos  que, a pesar de los reiterados intentos, no pudieron abrir la puerta. Incluso se llamó al joyero, que también lo intentó con la antigua combinación, por lo que se optó por abrir un butrón en la pared. Para ello, los bomberos tuvieron que recurrir a una tienda de alquiler de maquinaria para hacerse con un martillo percutor automático, con el que lograron, no sin esfuerzo, taladrar la pared de hormigón y hierro, abriendo un agujero por el que pudo salir el atrapado.
El rescate concluyó a las 23.15 horas y, según los bomberos, se solucionó bastante rápido y sin incidencias para la complejidad que presentaba.

Un joven permaneció más de dos horas atrapado dentro de una cámara acorazada