La reforma del mercado reagrupa los puestos y mejora la accesibilidad

Ayuntamiento de Ferrol reunión de Jorge Suárez con la AAVV de Caranza
|

La reforma del mercado municipal de Caranza empieza a tomar visos de realidad con  la presentación del modificado del proyecto, con el fin  de que se pueda acometer una primera fase inicial de las obras, que mejoraría las instalaciones de los operadores así como la cubierta del inmueble y la accesibilidad al mismo, dotándolo, entre otras cuestiones, de ascensor.
La cuantía de la inversión está fijada en torno a los 950.344 euros y el plazo de duración de la obra será de ocho meses. Como aseguró el alcalde, Jorge Suárez, esta actuación estará incluida en el capítulo de inversiones del presupuesto de 2018, que está previsto presentar próximamente.
El proyecto fue presentado ayer a los representantes vecinales del barrio, que valoraron esta actuación, especialmente si supone mejorar el servicio para los operadores de la plaza.
Distribuciones
El objetivo de esta primera fase del proyecto es poner fin al mal estado en el que se encuentran las instalaciones y dotar a un total de 15 puestos de carnicería-charcutería, pescadería, frutas y verduras y panadería de unos espacios adecuados y reordenados todos en la misma planta del edificio –la baja– para que puedan continuar desarrollando su actividad..
Además de en la planta baja se actuará en el semisótano y en la cubierta –nueva envolvente del inmueble–, sin realizar obras en los locales exteriores ni en el aparcamiento. Las actuaciones incluirán la dotación de un ascensor accesible para uso público y montacargas para los operadores del mercado, además de las dotaciones de instalaciones eléctrica, telecomunicaciones, ventilación, etc.
Mientras en el bajo se situarán los puestos de venta, en el semisótano se eliminarán los puestos y locales existentes y se crearán varios espacios diáfanos de distintas superficies comunicadas con la planta alta, que permitirán albergar diversas actividades complementarias al mercado, así como dependencias al servicio de la plaza –carga y descarga, vestuarios, oficinas, etc–.
El proyecto de adecuación da mucha importancia a la accesibilidad a los puestos, redimensionando la escalera de acceso principal e instalando el ascensor con acceso desde la avenida Castelao y aparcamiento de Ruiz de Cortázar.
Mientras duren las obras, los puestos actuales de pescadería y frutería serán trasladados al semisótano, donde están ya carnicerías y charcuterías. Esto permitirá que continúe la actividad en el espacio de ocho meses de trabajo previstos, para que, una vez actuado en el bajo puedan recolocarse todos en esa planta y destinar la inferior a usos complementarios. l

La reforma del mercado reagrupa los puestos y mejora la accesibilidad