Recuperados los cuerpos del joven asturiano y del segundo indonesio

GRA282. AVILÉS (ASTURIAS) 17/03/2014.- Llegada al puerto de San Juan de Nieva de uno de los dos cuerpos de los marineros del barco Santa Ana, hundido a media milla del Cabo Peñas. EFE/José Luis Cereijido
|

Los buzos recuperaron ayer del interior del pesquero “Santa Ana” hundido frente a cabo Peñas los cuerpos sin vida de dos de los cuatro tripulantes que aún permanecían desaparecidos, el del joven asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas, y el del segundo marinero indonesio fallecido en el naufragio, Wasito.

De los nueve tripulantes que llevaba el “Santa Ana” cuando naufragó en la madrugada del lunes de la semana pasada, de los que solo se rescató un sobreviviente, aún permanecen desaparecidos el gallego Manuel María Tajes y el contramaestre portugués Víctor Farinhas Braga.

Los dos cuerpos recuperados ayer fueron encontrados en la zona de camarotes de popa, donde se sospechaba que podían haber quedado atrapados los tripulantes desaparecidos, que al parecer se encontraban durmiendo cuando el pesquero embarrancó en la isla Erbosa, a media milla de cabo Peñas, sobre las 05.15 horas del lunes de la semana pasada.

El capitán de los GEAS de la Guardia Civil Carlos Martínez y el director de Operaciones de Salvamento Marítimo, Joaquín Maceiras, explicaron a los medios de comunicación que los buzos se centrarán hoy en buscar en dos camarotes de proa y en el pabellón de víveres con la esperanza de encontrar a los dos tripulantes restantes.

También queda por inspeccionar en profundidad la sala de máquinas, donde se cree menos probable que se pueda encontrar a los dos tripulantes aún desaparecidos.

sala de máquinas

El capitán de los GEAS de la Guardia Civil advirtió de que, en caso de que la búsqueda no diese resultados en los camarotes de proa o en pabellón de víveres, las labores de los buzos en la sala de máquinas podrían convertirse en un “auténtico infierno”, debido a la presencia de gran cantidad de gasoil, herramientas y tubos esparcidos, y prolongarse incluso durante varias semanas.

Martínez subrayó la peligrosidad de las tareas de los especialistas en actividades subacuáticas al recordar que uno de los buzos sufrió el pasado viernes la amputación de una parte de los dedos después de que le cayera en la mano una plancha.

Las labores de rescate han sido criticadas por algunos familiares de los tripulantes del “Santa Ana” y por el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, Dimas García, que calificó ayer de “vergonzosa” la tardanza en rescatar a los marineros.

cuarenta inmersiones

La treintena de buzos de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo que forma parte del operativo, que ayer realizaron unas cuarenta inmersiones, lograron practicar un agujero en el casco de metro y medio cuadrado para facilitar un nuevo acceso al interior y la retirada de la gran cantidad de enseres.

Pese a las dificultades para maniobrar dentro del “Santa Ana”, que quedó sumergido en posición vertical en una zona rocosa y de fuertes corrientes, los buzos habían logrado hasta ahora recuperar del interior el cadáver del gallego Lucas José Mayo Abeijón, que fue encontrado el viernes, y del mecánico indonesio Suherman Hasan, localizado y rescatado el pasado sábado.

Recuperados los cuerpos del joven asturiano y del segundo indonesio