La dirección de Navantia concluye, un año y medio después, el diseño del organigrama

|

Un año y medio después de la llegada de José Manuel Revuelta a la presidencia de Navantia, ha concluido el diseño del nuevo organigrama del grupo público. El comité de dirección de la compañía comunicó este viernes la definición del tercer nivel de la organización –se habían ido designando, con anterioridad, el primero y el segundo–, con lo que se completa el dibujo de una estructura con más de trescientos jefes, la inmensa mayoría con puesto en Madrid.  

Según la comunicación de la dirección, los cambios obedecen a un intento de dotar de mayor agilidad a la empresa en la toma de decisiones, así como al “cambio cultural” al que más recientemente volvió a aludir Revuelta para anunciar la elaboración de un plan estratégico. Incide la compañía en que el nuevo organigrama no supone un aumento de costes laborales y que se ha reducido el número de niveles organizativos “mediante la creación de grupos integrados por varias personas”.

La estructura que terminará ahora de implantarse permitirá, según la dirección de Navantia, “acercar la gestión del negocio a la ejecución, potenciar la involucración y el compromiso de cada trabajador con los objetivos de la compañía, incrementar la flexibilidad de los recursos asignados a las diferentes funciones, dar mayor visibilidad a las personas que trabajan en los diferentes niveles de la organización y mejorar la comunicación interna”.

El organigrama se detalla en un documento de más de 70 páginas, comenzando por el comité de dirección, formado por el presidente, seis directores de áreas de negocio y otros seis de funciones corporativas. Se estima, por parte de la compañía, que estas medidas contribuirán a lograr los objetivos de competitividad, viabilidad y sostenibilidad a corto, medio y largo plazo.

Por su parte, desde los sindicatos se viene criticando la falta de transparencia sobre los salarios de la alta dirección y el hecho de que aumenten este tipo de puestos en Madrid, en detrimento de los centros productivos. El comité se ha referido también en diferentes ocasiones el tiempo excesivo empleado en el diseño del organigrama.

La dirección de Navantia concluye, un año y medio después, el diseño del organigrama