El CHUF muestra en Burgos los riesgos en la compra de materiales

|

La responsable del Servicio de Aprovisionamiento de la Xerencia Integrada de Ferrol, Dolores Mariñas, acaba de participar en el XI Congreso Anecorm (de Enfermería coordinadora de Recursos Materiales) celebrado en Burgos el pasado fin de semana. La especialista habló sobre las “Acciones para abordar los riesgos y oportunidades del Servicio de Aprovisionamiento. Implantación de la matriz de riesgos” de cara a poder prevenir y estar preparados ante estos últimos.

El departamento que coordina Mariñas se encarga de las compras de todos los materiales sanitarios y no sanitarios del área, el almacén y la contratación. Asimismo, tiene el certificado de calidad desde 2007 y trabajan ya con la norma 9001:2015 enfocada a la gestión de riesgos.

Tal y como indicó la responsable del Servizo de Aprovisionamiento del CHUF en su ponencia, los profesionales tuvieron varias reuniones para revisar e implementar nuevas acciones, que previeran y reduciesen efectos no deseados, que mantuvieron información en los puntos débiles del proceso, y que analizasen y evaluasen la eficacia de las acciones adoptadas.

El equipo, tras aplicar el método AMFE (Análisis Modal de Fallos y Efectos), puede identificar el riesgo, el proceso donde aparece y sus consecuencias y controles establecidos, lo clasifica segundo la probabilidad de que suceda y su gravedad y la capacidad de detección por parte del servicio. .

Evitar errores

Así, Mariñas y su equipo establecieron cuatro grandes riesgos en el trabajo presentado. El primero de ellos referido a los problemas en las solicitudes provisionales de cualquier profesional. .

El segundo hace referencia a los errores en el envío de hojas de implante, bien que no se remita o que se duplique, por lo que se podría producir tanto un exceso como una ausencia de material en el acto quirúrgico.

El tercer riesgo consiste en el error en la catalogación de artículos, por lo que se revisan las notificaciones y cambios en el sistema informático del Sergas a través del cual se solicita el material. Por último, el seguimiento del proceso de evolución del paciente fue otro de los riesgos planteados. “La normativa obliga a que todos los implantes que se realizan en el área sanitaria tienen una trazabilidad y, bimestralmente, se coteja para que se conozca todo el proceso, desde la compra del implante necesario hasta que está ya colocado”, indicó Mariñas.

La idea, en todos ellos, es analizar la situación, valorar las limitaciones o problemas, y adoptar medidas para que no se produzcan. “Se trata de prevenir posibles fallos evitables, implantar en el servicio una cultura de seguridad y potenciar el trabajo en equipo”, concluyó la profesional del área sanitaria ferrolana.

El CHUF muestra en Burgos los riesgos en la compra de materiales