Un modelo de juego para “enganchar”

Míchel Alonso, durante el partido de pretemporada ante el Deportivo daniel alexandre
|



Hace siete días, con motivo del primer partido del campeonato liguero del grupo I –el que lo enfrentó a domicilio al Caudal–, el Racing se vio obligado a realizar un juego poco atractivo que, al menos, le reportó un punto. “Tocaba jugar a eso... pero me gustas que los jugadores sepan dónde vamos a jugar”, confiese el entrenador, Míchel Alonso. Ahora el equipo ferrolano va a jugar en A Malata, en este caso mañana contra el Guijuelo y, tal y como explica el entrenador, espera manifestar el modelo de juego que busca esta temporada. “Se va a ver otra cosa, creo que buen juego, para enganchar a la gente con lo que hagamos”, explica.
Alonso anuncia sus intenciones con vistas al partido de la segunda jornada liguera explicando que “vamos a tratar, primero, de dominar el partido con el balón. Además, estamos obligados a ello”. De todas maneras, el preparador espera que su plantilla sea capaz de dominar otras facetas que tiene el juego. “Si podemos contraatacar, también lo vamos a hacer”, comenta antes de exponer que su intención es que el cuadro verde sea un equipo “alegre, ligero, que llegue a la portería rival, que juegue abierto y, además, que tenga ocasiones”.

dificultad
Esa será la forma de intentar generar peligro al Guijuelo, un rival que en las últimas temporadas se ha consolidado como uno de los habituales de la zona alta de la tabla clasificatoria. “Lleva años haciendo las cosas bien, siendo un equipo reconocible, con jugadores combinativos y que suple bien las bajas”. Es por eso por lo que está convencido de que al final de la liga regular va a estar en la parte de alta de la tabla clasificatoria de la categoría.
Míchel Alonso, de todas maneras, recuerda que “vamos a intentar incidir en los aspectos con los que podamos sorprender al Guijuelo”. Será esta la forma de que el cuadro verde disponga de más opciones para sumar los tres puntos en el encuentro y, de esta manera, consolidarse en la zona media-alta de la tabla clasificatoria de la categoría, de cara a acabar la liga regular entre los cuatro primeros del torneo.

Un modelo de juego para “enganchar”