El reto de Sergio Martín

Sergio Martín conduce la pelota durante un partido de hacer dos temporadas afencia lof
|



Después de cuatro temporadas –las tres últimas en Segunda B– jugando en el filial del Granada, a Sergio Martín le apetecía dar un salto adelante en su carrera. De ahí que decidiese fichar por el Racing para esta temporada. “Es un reto, esa es la palabra”, confirma. Después de conseguir el ascenso a la categoría de bronce con el equipo de su ciudad natal en la temporada 12/13, en las siguientes se quedó al filo de colarse en la fase de ascenso a Segunda –hace tres campañas fue sexto y en las dos anteriores acabó la liga regular en la quinta posición–. Por eso, el jugador apunta que “buscaba irme a un club con posibilidades de ascender”.
Sergio Martín, granadino de 27 años de edad, presume de ser un centrocampista completo, ya que tanto destaca por su calidad –que demuestra a través de su facilidad para el disparo lejano o su buen golpeo en las acciones a balón parado– como por su capacidad para equilibrar el equipo –el hecho de haberse echado a la espalda a su anterior escuadra le hizo ser capitán de la misma los últimos años–. “Me gusta tener el balón y jugarlo, pero también soy guerrillero”, resume el nuevo racinguista, que se incorporará el lunes a la pretemporada.

ambición
El nuevo fichaje racinguista explica que es consciente que el cuadro verde se clasificó en las tres últimas temporadas para la fase de ascenso a Segunda. De hecho, entre eso y las referencias que le dio Jon Ander Garrido –jugador con el que mantiene una buena relación y que jugó en el equipo ferrolano desde el pasado mes de enero– comenta que “tiene siempre un proyecto ambicioso para jugar la fase de ascenso y esperamos que este año sea el definitivo para poder subir”.
De ahí que, de cara a la competición liguera que dará inicio el penúltimo fin de semana del mes de agosto, el centrocampista andaluz anuncie que “hay que ir con la ambición de meterse en la fase de ascenso para intentar subir”, algo que refrendaría que la decisión de venir a Ferrol ha resultado ser la correcta.

El reto de Sergio Martín