MAS afea a Navantia que se distancie de las inversiones previstas en el Plan Estratégico

Las protestas por la falta de inversiones en la factoría se han ido multiplicando durante los últimos meses | jorge meis
|

El sindicato MAS volvió a cargar esta semana contra la dirección del grupo Navantia, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y el Gobierno central por el paulatino distanciamiento que se ha observado respecto a las proyecciones iniciales de inversión recogidas en el último Plan Estratégico, firmado en diciembre de 2018.

La central remitió a los medios un comunicado –continuación del enviado el pasado 27 de noviembre y que se centraba en los incumplimientos en materia de contratación– en el que denuncia el cambio de criterios de los agentes involucrados, criticando, entre otros puntos, la “caída” del proyecto de construcción de un dique cubierto “de los discursos, tanto de la dirección de la empresa como de los políticos que ostentan el Gobierno”, calificándola de “omisión intencionada”.

De esta forma, MAS concluye que la mencionada infraestructura ya no forma parte de los planes de la compañía, afirmando, además, que dicha ausencia afectará a otros proyectos de la empresa, como el futuro taller de subbloques. Y es que, según aprecia la central, sin el dique, las nuevas instalaciones son “un quiero y no puedo”, dado que “fabricar bloques de mayores dimensiones, sin los medios de elevación adecuados, y finalmente con montaje en grada, no se traduce en una mejora de la competitividad apreciable”.

Turbinas y reparaciones
La misiva del sindicato no deja de lado las otras secciones clave en las operaciones del astillero: la Fábrica de Turbinas y el departamento de Reparaciones, además de las instalaciones de Navantia Fene. En el caso de Turbinas, MAS afea que únicamente se destinen doce millones de euros, lo que califica de “un mero mantenimiento” sin “ninguna intención de modernizar” este área. Para la central, la fábrica opera ajustando el número de trabajadores “a los pedidos en cartera”, sin buscar “un nicho de mercado”.

En lo referente a Reparaciones, las críticas vuelven a la falta de inversiones, tanto para el dique cubierto como para la construcción de uno de mayor capacidad o ampliación de alguno de los existentes. En este sentido, MAS expone que, por una parte, los nuevos metaneros son mucho más grandes que los actuales, por lo que las instalaciones actuales no servirían para su arreglo. Por otra, los cruceros no podrían repararse, dado que se necesitaría el mencionado dique cubierto.

Por último, en relación a Navantia Fene, el sindicato exigió un plan de futuro estable y orientado hacia la diversificación, como ya solicitó el comité de empresa.

MAS afea a Navantia que se distancie de las inversiones previstas en el Plan Estratégico