André Oliveira y Brais Casás buscan plaza para seguir en la estela de Río

André Oliveira, junto con David Fernández, ya tiene plaza para el preolímpico en la modalidad de C-2
|

 

Las plazas olímpicas se cotizan muy caras. No solo hay que ser bueno, sino demostrar que se es mejor que el resto de aspirantes y en esas andan los palistas españoles, que mañana y el viernes afrontarán en el embalse de Trasona, en Asturias, un selectivo clasificatorio en el que se pondrán en juego las últimas vacantes que España tiene de cara al preolímpico que apenas dos semanas después se dirimirá en Duisburgo.
André Oliveira, cesureño enrolado en el Náutico Firrete, y Brais Casás, eumés que defiende los colores del Kayak Tudense, son las dos apuestas de la comarca en esta carrera de fondo hacia Río. Ambos optan al mismo puesto: convertirse en el representante español en la modalidad individual de canoa para mil metros y ambos compartirán regata en un escenario en el que hace apenas quince días ya se vieron las caras con motivo de la Copa de España de la distancia.
Una regata que en sí misma debería haber servido como selectivo, pero a la que la Federación Española le retiró tal rango puesto que las condiciones meteorológicas, con mucho viento y oleaje, jugaban claramente en contra de los palistas zurdos. Esta decisión desató la polémica y el entonces vencedor, Diego Romero, y su club, se han pasado los últimos quince días agotando sin éxito los recursos –llegaron al Consejo Superior de Deportes y al Tribunal Administrativo Deportivo–. Al final, su club inscribió a Romero en el selectivo, aunque su concurso será una incógnita hasta el final.
“Es algo que siempre distorsiona”, asegura André Oliveira valorando esta situación “nada deportiva” de la que, sin embargo, ha intentado aislarse en los últimos días. Cuando tome la salida el viernes, a las nueve de la mañana, lo hará como uno de los claros candidatos al triunfo junto con nombres como los de Adrián Sieiro, Sergio Vallejo o el propio Romero. Junto con ellos, de “tapado”, pero al acecho para dar la sorpresa, un Brais Casás cuya “guerra” va más allá y se centra también en lograr plaza para el Europeo y Mundial sub 23. Y es que la cita también determinará los representantes nacionales en estas dos competiciones, así como en la prueba continental y alguna Copa del Mundo sénior.

Viento
Trasona es un emplazamiento en el que el viento suele condicionar las regatas, sobre todo para los palistas zurdos como Oliveira o Casás. Las previsiones en las últimas jornadas han sido cambiantes al respecto, pero el cesureño confía en que, si no favorecer, al menos no dificulten su rendimiento en una regata cuya estrategia “habrá que escribirla sobre la marcha”.
En cualquier caso, André Oliveira tiene asegurada su presencia en Duisburgo al menos en el kilómetro por parejas después de clasificar para ese preolímpico la embarcación que comparte con el avilesino David Fernández. En el hipotético caso de que también lograse la plaza en individual llegaría para él el momento de decidir –“es algo en lo que no pienso ahora”– la modalidad, pues la Federación no le permite concurrir a ambos. Lo que está claro es que, haber conseguido la victoria en la regata que le dio esa plaza y hacerlo, además, con autoridad sobre sus rivales directos, aumenta la confianza para Oliveira de cara a este clasificatorio.
De renunciar por parejas, cobraría especial importancia el resultado del selectivo en esta modalidad, al que Brais Casás concurre con su compañero en el Tudense Alfonso Domínguez. Esta regata tendrá lugar en la tarde del viernes.

André Oliveira y Brais Casás buscan plaza para seguir en la estela de Río