Suspendido de sus funciones el guardia civil implicado en el tiroteo en San Sadurniño

Lugar del suceso, en la avenida Marques de Figeroa, en San Sadurniño
|

El Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, propuso la suspensión en funciones y la revocación del destino que desempeñaba en el puesto de Ortigueira el guardia civil D.V.F., una vez recibido el auto del juzgado de instrucción número 3 de Ferrol. En él se acusa al agente de presunto autor de los delitos de amenazas graves, daños y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, ocurridos en San Sadurniño el pasado domingo, cuando el citado guardia civil efectuó presuntamente varios disparos contra una vivienda de esa localidad.
Desde el momento en que la Guardia Civil detuvo al presunto autor de los hechos el mismo día 14 se decretó el cese cautelar de funciones del agente y ya se han iniciado los trámites para la sustanciación de un expediente disciplinario por una presunta falta grave, sin perjuicio de la estrecha colaboración que se mantiene con el juzgado de Ferrol para el total esclarecimiento de los hechos.
La autoridad judicial ya decretó el lunes su libertad provisional con una orden de alejamiento de 400 metros de las víctimas y la prohibición de acceso a armas de fuego.
En principio fuentes próximas al caso señalaron que el hombre había actuado motivado por un ánimo de venganza contra uno de los habitantes de la casa, con el que había tenido una discusión en las fiestas naronesas de Castro el día anterior. Sin embargo, horas más tarde se conoció que el agente se había equivocado de casa y que en esa vivienda no residía nadie que hubiese tenido relación con él.
Ninguno de los inquilinos de la casa resultó herido durante el tiroteo contra la vivienda.

Suspendido de sus funciones el guardia civil implicado en el tiroteo en San Sadurniño