Miles de ganaderos exigen una solución definitiva para los precios de la leche

|

Miles de ganaderos, unos 15.000 según la organización, se manifestaron ayer desde la Alameda de Santiago hasta la Xunta para exigir una “solución definitiva” para los precios de la leche, que consideran injustos.

En el mismo día en que en Madrid se celebró una reunión intersectorial láctea para buscar un acuerdo de precios sostenibles, miles de ganaderos gallegos marcharon en Santiago bajo el lema “Ni un paso atrás en la defensa de los ganaderos gallegos”, con cuatro vacas lecheras encabezando la protesta.

En declaraciones a los medios de comunicación, los miembros de la Plataforma en Defensa do Sector Lácteo, Anxo Escariz y Javier Iglesias, advirtieron de que si no se llega a un acuerdo habrá “un endurecimiento” de las movilizaciones contra la distribución con bloqueos en Mercadona y la planta logística de Gadis en Betanzos. A esto, seguirán otras medidas de presión contra las industrias, con paralizaciones de camiones.

apoyo ciudadano

Esta protesta recibió el aplauso de diversos ciudadanos a su paso por las calles de Compostela, y en ella se han visto carteles como “Nós muximos as vacas, a industria múxenos a nós” o “Merca leite galego”.

Una de las imágenes de la jornada la dejaron las cuatro vacas que participaron en la movilización, las cuales al llegar a San Caetano se pusieron a pastar ante la sede de la Xunta. Previamente, una niña en la calle San Roque se acercó a una de las vacas para acariciarla.

A la llegada a San Caetano hacia las 13.30 horas, Águeda Capón, una ganadera de Chantada fue la encargada de leer el manifiesto en el que exigió a las autoridades gallegas y estatales que “dejen de esconderse” tras la Competencia de la UE “para no afrontar con decisión como sí lo hicieron los franceses un plan político para sacar de la agonía a las granjas que están siendo saqueadas sin escrúpulos por industrias y distribución”.

Al respecto, deja claro que “para ello no valen medidas de refinanciación” como las que presentan Xunta y Ministerio “ni los 300 euros” por vaca que ofrecen, porque: “Lo que queremos es no tener que endeudarnos para tener que hacer nuestro trabajo”.

En un encendido discurso, se quejó de que “es indigno” que haya “amenazas” de no recogida a ganaderos si no se aceptan los precios que se imponen de “22 céntimos o menos por litro”, “una inmoralidad”.

Además, recriminó que en áreas comerciales “se ponga más barato el precio de un litro de leche que de agua”. “Una de dos, o dentro de ese cartón no hay leche o dentro de esos empresarios no hay alma ni vergüenza”,e spetó Capón.

Por ello, cree que “llegó el momento de señalar con el dedo a los responsables” que “se aprovechan de la actual situación de desprotección”, a “los que convierten la leche en un reclamo” y “de señalar a los cómplices”.

“Si el campo desaparece, con él desaparecemos todos”, alertó. Tras criticar que los ganaderos gallegos “llevan soportados lustros de chantajes” y “precios tirados por el suelo”, recordó que de este sector dependen 10.000 productores.

Miles de ganaderos exigen una solución definitiva para los precios de la leche