Recimil quiere ser el mercado de la gente joven

Mercado de Recimil.
|

Las plazas de abastos son el ejemplo por excelencia del mercado de proximidad, de productos frescos y atención directa del vendedor. Sin embargo, no viven su mejor momento y, si bien tienen su público fiel, es necesario “ampliar horizontes”.
En el mercado de Recimil, lo tienen claro y el presidente de la asociación de vendedores, Francisco Maceiras, trabaja firmemente en el relanzamiento de esta plaza, muy bien situada para el comprador. Cuenta en total con 65 puestos aunque la mitad se encuentran vacíos. Sin embargo, en los últimos tiempos han ido abriendo nuevos establecimientos dentro del mercado que dan cuenta del “renacer” de las tiendas de confianza.
Maceiras señala así que en poco tiempo se han abierto puestos de pescadería, charcutería, hortalizas y jamones, así como una tienda de revistas, cafés, etc. Hasta se ha interesado recientemente por instalar en el mercado del barrio de Recimil una peluquería.
Todo es válido para relanzar estos espacios siempre y cuando sean compatibles unas ventas con otras.
“Parece que la gente está animada a abrir negocios”, explica Francisco Maceiras, el problema radica sobre todo en este tipo de puestos en “la lentitud de las adjudicaciones por parte del Concello, a través de la concurrencia competitiva”. Los plazos pueden prolongarse hasta ocho meses, lo que hace dudar al que quiere montar una tienda en el menor tiempo posible.
Pero las ideas de la asociación de comerciantes del mercado van más allá y buscan “fidelizar”  clientela y ganar nuevos compradores. Con este objetivo, y aprovechando unas ayudas económicas del Concello y la Diputación, la entidad ha puesto en marcha para los meses que restan de año una iniciativa novedosa y dirigida al público más joven.
Maceiras explica que se desarrollarán distintos tipos de actividades durante los próximos dos meses. Así habrá desde descuentos hasta concursos y regalos.
Una de las iniciativas más novedosas es la que quiere convertir a Recimil en el mercado de los universitarios. Así, se busca animar a los estudiantes de fuera que cursan sus carreras en Ferrol y tienen que comprar y hacer su comida a que visiten el mercado de Recimil– próximo al campus de Esteiro–  y se beneficien de descuentos del 5 y el 10% en sus compras durante el mes de noviembre. Allí, los vendedores les ofrecerán la información que deseen sobre sus productos y descubrirán que hay vida más allá de las superficies comerciales y los supermercados y, sobre todo, calidad.
La entidad llevará a cabo una campaña informativa tanto en el campus de Esteiro como en el de Serantes para que los jóvenes se acerquen al mercado y, con su carné universitario, consigan descuentos.
De cara a la Navidad, se hará también un concurso de dibujos escolar y los ganadores recibirán  obsequios. Los papás que además se acerquen al mercado entrarán en sorteos de vales de compras. 
Lo que los comerciantes buscan es implicar a la gente joven, “que vengan y vean el mercado y los productos que tenemos”, explica Francisco Maceiras.
De todos modos, no se olvidan de sus visitantes habituales  y, en este sentido, los compradores del día a día recibirán también pequeñas participaciones de lotería durante una semana para “fidelizar” clientela. n

Recimil quiere ser el mercado de la gente joven