Éxito de público en la recreación de la malla tradicional de Ortigueira

la cita se completó con demostraciones de oficios tradicionales d.a.
|

La alameda ortegana acogió ayer, por segundo año consecutivo, una nueva recreación de la malla tradicional. Se trata de una propuesta ideada por parte de la Concejalía de Medio Rural en su pretensión de recobrar tradiciones, como la de la malla del trigo, que se han ido perdiendo con los años y la modernización de las labores del campo.
La lluvia obligó a la organización a retrasar el inicio de los trabajos agrarios, que no pudieron empezar hasta la una del mediodía. No obstante, como apuntan fuentes municipales, la gente no desaprovechó ese tiempo de espera en que ganaron protagonismo otras apuestas como la feria de artesanía de Galicia, impulsada en paralelo a la celebración etnográfica.
La de la malla era una práctica muy común en los años 50 y era un trabajo que fomentaba el cooperativismo en el que todos los vecinos aprovechaban la presencia en el pueblo de la máquina de mallar para colaborar en las labores de extracción del grano del trigo, ayudándose unos a otros. En aquellos tiempos era habitual que el pan se hiciese en las propias casas, de ahí la importancia de contar con un trigo limpio necesario para elaborar las harinas que se iban consumiendo durante el año.
A pesar del mal tiempo, la afluencia de gente fue masiva y hasta el concejal de Medio Rural, José Yáñez, se animó a colaborar con los vecinos en la malla, realizada con máquinas restauradas que se utilizaban en aquellos tiempos, mientras que cientos de personas presenciaban el desarrollo de los trabajos.
La jornada se completó con degustaciones de churrasco y pulpo y demostraciones de oficios tradicionales así como talleres de construcción de instrumentos, entre otros.

Éxito de público en la recreación de la malla tradicional de Ortigueira