La playa de Ares amaneció ayer teñida de rojo a causa de un alga que resultó ser inocua

Marea Roja en Ares
|

El borde litoral de Ares apareció ayer por la mañana teñido de un color rojizo anaranjado, por lo que desde el Concello se dio la voz de alerta de inmediato, por si se tratase de un vertido o una marea roja y fuese necesario adoptar medidas, tanto respecto a la pesca y el marisqueo, como en relación con los bañistas.
Según informó el alcalde de la localidad, Julio Iglesias, al lugar de los hechos se desplazaron biólogos del organismo Augas de Galicia y de la Demarcación de Costas, además de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para analizar la situación y recoger muestras del agua.
Al mediocía, la Consellería de Medio Rural e do Mar informó de que se trataba de una concentración de algas Noctiluca, conocida popularmente como Chispa de Mar, totalmente inocua, porque no contiene biotoxinas. De ahí que no se hubiese adoptado ninguna medida restrictiva.
La presencia de esta alga, que tiene la característica de un color muy brillante, principalmente por la noche, suele confundirse con la llamada marea roja, en la que profileran las biotoxinas, lo que obliga a cerrar los bancos marisqueros y las zonas de bateas.
Según recordó el regidor aresano, el año pasado ya se había producido un fenómeno de similares características en el litoral de la localidad, pero tampoco fue necesario adoptar restricciones respecto al baño. n

La playa de Ares amaneció ayer teñida de rojo a causa de un alga que resultó ser inocua