Los animalistas piden una nueva ordenanza contra el abandono

Perrera Municipal de Mougá
|

La Asociación Animalista Libera confió ayer en poder revertir las malas cifras de abandono de animales que tuvieron lugar en 2015, en donde se produjo un aumento del 16,3 por ciento de los perros y gatos recogidos en el centro mancomunado ubicado en Mougá.
Los animalistas recuerdan que el Concello de Ferrol ya impulsó una primera campaña de sensibilización en Noviembre del pasado año, en donde el consistorio y la entidad defensora de los animales, distribuyeron 5000 dípticos informativos y 300 carteles en toda clase de dependencias municipales y negocios. La iniciativa, a juicio de los animalistas, ha tenido un buen resultado y su impacto solo puede calificarse como positivo en una ciudad en donde no se ha elaborado una propuesta similar jamás.
En este sentido la organización advierte que los municipios deben elaborar iniciativas para concienciar a la ciudadanía de que el abandono no es un juego ni una conducta aséptica. 
En vía administrativa el autor puede ser sancionado con hasta 5000 euros, y desde la última reforma del Código Penal en algunos contextos dejar a un animal a su suerte podría constituir una conducta delictiva con pena de multa de hasta 6 meses y la inhabilitación para la tenencia de animales por un máximo de 36 meses. Esa persona podría no tener un perro o gato durante tres años.
Como primer objetivo para resolver la situación la Asociación Animalista Libera entiende que está la nueva ordenanza de bienestar y protección animal, que podría dar respuesta a muchas situaciones ahora impunes, y después el colectivo ha tendido la mano para seguir cooperando en el impulso de acciones de sensibilización. Solo Ferrol, subrayan, ha puesto en marcha una campaña en estos términos en la comarca, a los que se sumarían en Galicia los municipios de A Coruña, con dos campañas ya, y Santiago.
El aumento del abandono animal es consecuencia también de la desinformación de la sociedad, que continúa considerando a los animales como meros juguetes o comprándolos de una forma compulsiva e irresponsable, señalan los animalistas. 
Ante este panorama Libera! ya ha planteado acciones para prohibir la exhibición comercial de estos seres vivos, especialmente en épocas navideñas.

Los animalistas piden una nueva ordenanza contra el abandono