Un paseo teatralizado por un Ferrol misterioso cierra la exitosa propuesta de cultura en la calle “Fóra do mapa”

|

Un año más, la ruta teatralizada y musicalizada que se puso en marcha dentro de la programación de “Fóra do mapa”, coordinada por Cristina Moreira, se convirtió en un éxito tanto por su contenido como por el numeroso y variado público que atrajo.
En esta ocasión fue el dramaturgo naronés José Prieto el encargado de dirigir y crear la pieza teatral viva que se presentó como un “Walking Ferrol” y que con actores y músicos como Yolanda Muíños o Carlos Mosquera, entre otros, supieron captar al público que, hipnotizados por canciones con divertidas letras y músicas reconocibles, siguieron a los “líderes” por A Magdalena.
El palco de la música donde una inquietante guitarrista congregó a la gente fue el punto de partida del paseo, amenizado, como no podía ser de otro modo en domingo, con música religiosa que en su letra aludía a un Ferrol misterioso, en la que hay ría pero no se ve con la muralla, cada cuatro años “muere” un alcalde o de la que hasta desaparece Zara.
Un trabajador de Navantia esperaba en el paseo del Cantón a la comitiva, reclamando la construcción naval y, emulando a Manolo Escobar, se preguntaba dónde estaría su barco. Ambos personajes se juntaron ante el edificio de Correos mirando al muro del Arsenal y pidiendo, como Víctor Manuel y Ana Belén, que se abriese la muralla.
Ya en el centro, en plena calle Dolores, una ferrolana de pro esperaba en un balcón, preguntándose si toda la gente de la ruta era una cofradía, una rondalla o una manifestación, todas ellas aglomeraciones muy ferrolanas.
El Concello fue el siguiente punto de encuentro, permitiéndose el acceso de quienes participaban en la ruta al interior del vestíbulo. Allí, una habitante del Palacio recordó a muchos de sus alcaldes en un divertido monólogo en el que aconsejó al actual regidor de que “para o que che queda no convento, cando menos mexa por dentro”.
Todos juntos finalizaron su actuación ante las puertas cerradas de Zara, llamando a gritos a Amancio, irónicamente, como “salvador” de la ciudad. l

Un paseo teatralizado por un Ferrol misterioso cierra la exitosa propuesta de cultura en la calle “Fóra do mapa”